La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) afirmó este domingo que las manifestaciones de transfuguismo que se han observado en el sistema de partidos dominicanos en los últimos años, representan un “grave riesgo” para la estabilidad, el fortalecimiento y la sostenibilidad del régimen democrático.

Así lo indicó la entidad a través de un comunicado, en el que también aseguró que, a pesar de reconocer el derecho que posee cualquier miembro de una organización partidaria de ejercer su voluntad de retirarse de su agrupamiento, la forma como se produce esa ruptura en ocasiones representa una “afrenta” a quienes lo eligieron al cargo.

“Se cierne sobre ella (la democracia) el peligro del transfuguismo político, que tiene como efectos indeseados la desarticulación de principios y valores fundamentales para el ejercicio democrático de la política y la degradación de los códigos éticos y de conducta para la escogencia de las candidaturas a cargos de elección popular”, leía parte del referido documento.

Igualmente, Finjus instó a sopesar sobre posibles alternativas para detener el crecimiento del transfuguismo, sugiriendo el establecimiento de sanciones electorales-administrativas.

Quienes propician o fomentan el transfuguismo no toman en cuenta el daño que se genera a los deberes de fidelidad, tolerancia y continuidad que asumen hacia sus seguidores al lanzar una candidatura a un puesto de elección.

“FALTA DE ÉTICA”

El presidente del Consejo de la Unidad Evangélica (Codue), Feliciano Lacen Custodio, calificó como una falta de ética el hecho de que un candidato sea postulado por un partido político para optar por un cargo de elección popular, y al ser electo por la organización que lo postuló renuncie de la misma para irse a otra entidad política.

El presidente del Codue, Feliciano Lacen Custodio

El presidente del Codue, Feliciano Lacen Custodio, durante su entrevista en el programa D’AgendaFUENTE EXTERNA

 

Asimismo, que estas acciones le resta credibilidad en la militancia partidaria, diciendo que nadie cree en gente que en un momento determinado critican y denigran a una organización, y luego pasan a formar parte de las filas que antes criticaban.

“Yo no creo en esos políticos que se sientan a denigrar a un grupo político y luego pasan a esa misma fila, entonces, yo no sé qué discurso tú tienes en estos momentos, cuando ahora está en lo que antes criticaba, obviamente, yo sé que buscan beneficios personales porque quieren alzarse con el poder”, dijo el reverendo, al ser entrevistado en el programa D’Agenda.