La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) monitorea una zona de aguaceros y tormentas eléctricas desorganizada asociada a una baja presión localizada al suroeste del Mar Caribe, la cual presenta condiciones favorables para un desarrollo adicional de un disturbio tropical o una depresión tropical durante esta semana, mientras comience a moverse hacia el noreste, a través de la parte oeste y central del Mar Caribe.

La Onamet pronostica que este sistema provocará fuertes aguaceros para el fin de semana en la República Dominicana, el cual presenta una probabilidad de formación en 48 horas de un 40% y para 7 días de un 50%. “Recomendamos estar atentos a las próximas informaciones que emite esta oficina”.

Para hoy las condiciones de tiempo seguirán con pocos cambios significativos durante las horas matutinas, con un panorama meteorológico estable y de escasas lluvias.

No obstante, en horas de la tarde y noche habrá un incremento gradual para que se produzcan episodios de aguaceros locales con posibles tronadas hacia las localidades de las regiones noreste, suroeste y el litoral costero Caribeño, en las provincias como María Trinidad Sánchez, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, San Cristóbal, La Vega, Santiago, San Juan, Barahona y La Altagracia.

LOS FENÓMENOS QUE IMPACTAN DESDE MAÑANA

Para mañana viernes, se espera que el centro del sistema de baja presión se ubique próximo al suroeste de Jamaica, induciendo bastante humedad sobre el territorio dominicano, además de la interacción de una vaguada en varios niveles de la troposfera, por consiguiente, la región suroeste y el litoral caribeño tendrán aguaceros con tronadas y ráfagas de viento, desde la madrugada, siendo más intensas y frecuentes especialmente en poblados de: Pedernales, Independencia, Barahona, Azua, San José de Ocoa, Peravia, San Cristóbal, Santo Domingo y Distrito Nacional, Monte Plata, San Pedro de Macorís, Hato Mayor.

OTRO FENÓMENO

La Onamet informa que en la Costa Sureste de los Estados Unidos, un área no tropical de baja presión se ha formado cerca del sur de Florida a lo largo de un sistema frontal. Se pronostica que este sistema se mueva rápidamente hacia el noreste a través de las Bahamas y fuera de la costa este de los Estados Unidos hasta el fin de semana. Este sistema por su posición y distancia no ofrece peligro para la República Dominicana.