Las cifras de pacientes, sobre todo niños, infectados con el virus del dengue, no dejan de aumentar en los hospitales pediátricos de la ciudad de Santo Domingo, tanto así que se ha disparado la ocupación hospitalaria y quienes llegan con síntomas positivos para un nuevo ingreso son atendidos por días en las emergencias.

Tal es el caso del Hospital Hugo Mendoza, donde más de un allegado a algún paciente de dengue, ya que las autoridades se negaron a ofrecer informaciones oficiales, refirió que fueron internados en la sala de emergencia a esperas de que se habilite un lugar en el área correspondiente.
“Esto está lleno de casos que no se comentan en los medios de comunicación. Todos los días aquí se mueren uno y hasta dos, que uno lo oye y se encuentra los padres llorando aquí afuera, pero eso no lo comentan”, confesó María Reynoso, quien desde hace un mes tiene a un recién nacido recibiendo atenciones en incubadora.

“He visto aquí mismo como tratan a la prensa y no quieren darle información, porque ellos no quieren que eso se sepa, pero han habido días con hasta dos muertes de niños de seis y siete meses, hasta 17 años”, aseguró María mientras esperaba la apertura de la hora de visitas.

Este testimonio fue corroborado por otras personas, como Liliana Ferrera, quien en su caso particular atiende a su nieta de nueve años por dengue en el Hugo Mendoza, y vivió la experiencia de que la misma fuera tratada desde la emergencia pediátrica durante tres días.

No obstante, todos los testimonios de familiares de pacientes fuera del hospital, hasta donde tuvo acceso un equipo de periodistas del Listín Diario, reconocieron la calidad de las atenciones recibidas.

Robert Reid

En el Hospital Pediátrico Robert Reid Cabral el flujo de personas continúan elevado, desde distintas localidades del país los enfermos llegan a atenderse con síntomas febriles, dolor abdominal, náuseas y otros.

“Esto está abarrotado. Es una realidad que no hay camas, está todo lleno y por dengue”, señaló Zobeida Adames, amiga de una mujer con un niño de 6 años interno desde el pasado viernes.

Para el día de ayer, en horas de la mañana el recinto médico había recibido 72 niños con síndromes febriles, posible sospecha de Dengue e internado 32 nuevos pacientes, ninguno en condición delicada y ningún fallecido.