La Iglesia católica dominicana se prepara para la gran fiesta que congregará a miles de devotos de la Virgen de la Altagracia este 15 de agosto en el Estadio Olímpico: la clausura del año jubilar del primer centenario de la coronación canónica de la madre espiritual del pueblo dominicano.

La celebración incluye remembranzas del origen de la advocación altagraciana y un acto patriótico que organizará la Alcaldía del Distrito Nacional y autoridades oficiales en la Puerta del Conde, lugar donde hará 100 años que se hizo el acto de coronación que autorizó el papa Benedicto XV por gestión de monseñor Adolfo Alejandro Nouel.

El origen de advocación se remonta al siglo XVI con la llegada desde Castilla, España, de los hermanos Alonso y Antonio de Trejo, pero hay quienes afirman que la devoción se remonta al principio de la llegada de los españoles a la isla.

Alcides Díaz Bautista, historiador y secretario ejecutivo de la comisión organizadora, dijo que para 1571 el escritor Juan López Velazco relata que para esa fecha ya había devotos de la virgen en el país.

“Eso quiere decir que el culto a la Virgen de la Altagracia es algo que nació con la República, con la isla y fue dada a la isla, si usted mira lo que el retrato de la Virgen de La Altagracia usted se da cuenta que esa cara no es española, es una cara de nosotros, de aborígenes”, señala.

Monseñor José Dolores Grullón, obispo emérito de San Juan y presidente de la comisión organizadora de la celebración nacional del centenario de la coronación de La Altagracia, explica que este primer centenario guarda similitud con los acontecimientos surgidos en 1922, cuando fue la coronación de la virgen y las circunstancias actuales.

“La coronación yo la veo de la siguiente manera, en el 16 (1916) intervención americana, es un dato que todo el mundo esté conteste en esto, estamos intervenidos, ya van cuatro años. Los dominicanos querían hacer pacto con Estados Unido en que dijeran cuándo se van y ellos rechazaron todos los pactos, los tiraron al zafacón, eso está en la historia”.

Fue entonces cuando Monseñor Nouel, ante la actitud de los americanos de no querer irse, entiende que el problema no lo podían resolver los dominicanos y se va a Roma y le dice al papa Benedicto XV que es la virgen la única que puede liberar de la ocupación y le concedió la autorización canónica. Es entonces cuando los católicos se unen para pedir la intercesión de la virgen y finalmente en 1924 salieron los estadounidenses.

“La gente fue convocada por dos cosas: por la devolución de la Altagracia que iba a ser coronada y segundo por la intervención americana, la oración era que ella (la virgen) es nuestra única reina y soberana y que se vayan…y por eso fue en la Puerta del Conde, yo creo que nosotros fuéramos colonia de los americanos si no hubiese sido por esa intervención de la virgen”.

El religioso es partidario de que en la Puerta del Conde se coloque la imagen de la virgen como un reconocimiento a sus aportes por la liberación del pueblo dominicano.

Culmen de la celebración

La comisión organizadora ha trabajado en las actividades durante todo un año que concluyen el día 15 y para ello preparó un programa que inicia el domingo 14 de agosto y termina el lunes 15, declarado por el Poder Ejecutivo “Día de Regocijo Popular”. En el Estadio Olímpico, en la pista habrá 15,000 sillas para las autoridades y personas con discapacidad. En total la estructura tiene capacidad para 50,000 personas.

Kirsis de los Santos, secretaria de la comisión organizadora, informó que fueron habilitados otros espacios fuera del Centro Olímpico para los que no puedan entrar. Habrá servicios de asistencia en caso de que alguna persona necesite primeros auxilios.

Explicó que fueron invitadas algunas representaciones internacionales de obispos de distintos países como se hizo durante la coronación de 1922. En todo el trayecto de la peregrinación, tanto en carretera como en la ciudad, la imagen será trasladada en un vehículo especial blindado.

“Esperamos que el pueblo se vuelque y más ahora que el Presidente ha declarado que un día de regocijo popular y como nosotros somos un pueblo eminentemente festivo, mariano y hemos invitado y contamos con los ministros de las diferentes dependencias, los empresarios que ellos mismos organicen en sus empresas esas excursiones de sus empleados al Centro Olímpico y desde sus empresas permitan que los interesados acudan a la actividad y luego puedan retornar a sus trabajos”, dijo De los Santos.

Sonia Villanueva de Brouwer, miembro de la comisión organizadora, informó se ha coordinado con las instituciones que tiene que ver con el tránsito en todos los momentos de los trayectos dentro de la ciudad y en la carretera.

“Estamos en el proceso de captar la cantidad de persona que van a ingresar para colaborar, pero debemos destacar la “Fundación Somos”, la “Fundación Propagas”, el Grupo Viamar y muchos otros patrocinadores que se van a seguir sumando, les exhortamos a que sensibilicen”, dijo.

Así será el programa

Las actividades se inician el 14 con el recibimiento de la tradicional ofrenda de los toros que saldrá desde Bayaguana, una misa en la basílica al mediodía para los peregrinos de los toros y el un rally a la Altagracia, que sale el día 13 desde Bonao, y ese mismo día comienza la peregrinación de la imagen original de la Altagracia desde la Basílica a Santo Domingo con la participación de cientos de devotos.

Luego se hará un bandereo de los feligreses en el Faro a Colón, al paso de la imagen, y a las 6:00 de la tarde el cuadro será recibido por el arzobispo monseñor Francisco Ozoria, obispos auxiliares y fieles en el monumento Fray Antonio de Montesinos de la mano de monseñor Jesús Castro, obispo de Higüey, que será llevado en procesión a la Catedral de Primada de América. A partir de las 8:00 de la noche se hará una vigilia hasta las 6:00 de la mañana que será transmitida por varios medios de comunicación teniendo como matriz a radio Televisión Dominicana y contará con la producción de Edilenia Tactuk.

A las 6:00 de la mañana del domingo 15 y luego del rosario de la Aurora, la imagen será trasladada al Santuario de la Altagracia en las Hostos esquina Mercedes, templo que originalmente fue construido en 1922 como recuerdo de la coronación de 1922.

A las 8:00 de la mañana del domingo 15 será el acto patriótico a cargo de la Alcaldía en la Puerta del Conde, junto a autoridades gubernamentales y legislativas  y donde se hará una proclama en la que participará el delegado del Papa y los obispos.

Desde las 8:00 de la mañana en el Estadio Olímpico se hará el acto de clausura del año jubilar, las puertas del lugar estarán abiertas desde las 6:00 de la mañana y a las 9:00 llegará en procesión para ser recibida por el pueblo y se hará una solemne eucaristía que oficiará el enviado del papa, monseñor Edgar Peña Parra, que entregará una rosa en oro que envió el papa a la virgen. Se espera que en el acto participen más de 700 sacerdotes y obispos.

Alas 11:00 se hará un concierto mariano en el que los niños tendrán una participación especial y posteriormente se trasladará la imagen en helicóptero a Higüey donde habrá un concierto en horas de la noche.

Como parte de las actividades y para recordar el primer centenario de la coronación de la Altagracia, será construido un templo en la localidad de Hoyoncito, Hato Mayor, donde fue entregado el lienzo con la imagen de la virgen que le pidió de regalo una de las hijas a uno de los hermanos Trejo.

Además se dejará inaugurado “El Camino de la Altagracia”, una ruta que comenzará en el Cristo de Los Milagros, en Bayaguana; Hoyoncito, La Cruz, en El Seibo, hasta el santuario de la Basílica, en Higüey.