Las autoridades iraníes han dado por terminado este domingo el ataque sin precedentes lanzado esta madrugada con más de 300 misiles y drones contra Israel. Teherán, sin embargo, ha amenazado con “una respuesta más contundente” si se toman represalias. Además, altos cargos militares iraníes han añadido que si EE UU respalda alguna acción militar contra su país, las bases estadounidenses también serían un objetivo. Los líderes del G-7 así como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y el Gabinete de guerra de Israel han convocado reuniones para abordar el ataque lanzado por Irán contra Israel como represalia por el asesinato, el pasado día 1 en la embajada de Irán en Damasco, de siete de sus mandos militares. El ejército de Israel asegura que ha interceptado “el 99%” de los proyectiles con la ayuda de sus aliados. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, se ha jactado de ello con un breve mensaje en la red social X (antes Twitter) con el texto: “Interceptamos, bloqueamos, juntos venceremos”. Esta mañana, Israel ha vuelto a abrir el espacio aéreo, así como Líbano, Jordania e Irak. La Casa Blanca ha condenado el ataque y ha reiterado a Netanyahu el “férreo apoyo” de EE UU

Varios aeropuertos iraníes cancelan sus vuelos hasta el lunes por la mañana

Varios aeropuertos iraníes, incluido el Internacional Imán Jomeini de Teherán, han cancelado sus vuelos hasta el lunes, según varios medios estatales iraníes, mientras la tensión estalla en Oriente Próximo con el ataque de Irán contra Israel. “Todos los vuelos desde el Aeropuerto Internacional Imán Jomeini de Teherán han sido cancelados tras un anuncio de la Organización de Aviación Civil de Irán”, afirman las autoridades del aeropuerto.

Los vuelos nacionales desde el aeropuerto Mehrabad de Teherán y los aeropuertos de Shiraz, Isfahan, Bushehr, Kerman, Ilam y Sanandaj también han sido cancelados hasta el lunes por la mañana, según la Compañía de Aeropuertos y Navegación Aérea de Irán. Las principales aerolíneas de Oriente Próximo han anunciado la cancelación de algunos de sus vuelos, mientras que han tenido que desviar otros. (Reuters)