Las lluvias e inundaciones que han afectado al país colocan a la población en mayor riesgo de contraer enfermedades virales y bacterianas y de tener un recrudecimiento de brotes de patologías que en la actualidad tienen alta incidencia en el país como las infecciones respiratorias, la leptospirosis, el cólera y el dengue.

Hasta la fecha, reportes oficiales indican que el dengue ha provocado 19 muertes y 18,389 casos sospechosos y por leptospirosis se reportan 38 fallecimientos y 475 casos sospechosos notificados al sistema de vigilancia epidemiológica, mientras un brote de cólera afecta comunidades del sur y las emergencias médicas mantienen alta demanda de febriles por afecciones respiratorias.

Mantener mayor rigurosidad en las medidas de higiene, sobre todo el lavado de manos y de los productos de consumo; consumir agua potable; evitar exponerse a aguas sucias y de lluvias figuran entre las recomendaciones que se hacen a la población en los actuales, así como mantener limpios los entornos de sus hogares para eliminar los posibles criaderos que se hayan formado del mosquito transmisor del dengue.