Hasta ayer, la Policía Nacional se mantenía sin pistas sobre los posibles autores de la muerte de la odontóloga Lyda Josefina Amell de Lalane, una mujer de 45 años que el pasado jueves fue encontrada con una soga atada al cuello, en la parte trasera de un vehículo, en la avenida Expreso V Centenario.

Las autoridades siguen a la espera del informe de patología forense para establecer si el caso se trató de suicidio u homicidio, debido a los comentarios que han surgido de que la víctima padecía problemas de depresión.

Consultado al respecto, el vocero de la Policía, Diego Pesqueira, se rehusó a dar detalles sobre lo ocurrido hasta que tengan reportes oficiales y se limitó a decir que continúan las investigaciones.

También la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, indicó de forma escueta que hasta el momento trabajan en el caso sin descartar ninguna hipótesis.

En el reporte oficial del sábado, la Policía indicó que realizaba los levantamientos de videos de cámaras de seguridad de la zona y con uno que grabó un ciudadano desde una ventana.

En las redes sociales ha circulado uno de esos videos en el que se observa a una persona que, con brazos sobre la cabeza, en señal de exclamación, se mueve alrededor de un vehículo, mientras otra persona observa hacia el asiento trasero del vehículo, aparentemente desde una motocicleta.

Las autoridades continúan las investigaciones del caso.