El alcalde Santiago Riverón de Dajabón abandonó rápidamente la Sala Capitular cuando se le exigieron explicaciones sobre cheques emitidos por el Ayuntamiento por un valor de 6 millones de pesos que resultaron sin fondos.

«Es bueno que el nos diga con su boca para poder reconocer esa deuda porque una persona que venga, no tiene conocimiento, se va a extrañar, y es bueno que el diga delante de todos cuanto es que se le debe», le cuestionaban.

Sin embargo, el alcalde optó por abandonar la sala en medio de las interrogantes, evitando así responder a las acusaciones y explicar la situación de las deudas millonarias que afectan al Ayuntamiento.

Estas declaraciones fueron hechas después de una sesión en la que estuvieron presentes otros miembros del concejo municipal, incluido el alcalde Santiago Riverón.