Pedro G. Briceño
Santo Domingo

Tres de la tarde del pasado domingo 19, en descanso, recostado en su sillón reclinable, Ricardo Carty recibe una llamada con una de las noticias que más ha anhelado en las últimas décadas.
El famoso Rico, tan carismático como potente bateador, será un inmortal en el Salón de la Fama de los Bravos de Atlanta, la franquicia con la que jugó en 10 de sus campañas en Grandes Ligas.

“Pensé que cuando me llamaron de Atlanta me invitarían a una de esas series que  tendrá el equipo cuando inicie la campaña, pero no, la noticia era muchísimo mejor, según me expresó el ejecutivo de Relaciones Públicas de los Bravos”, sostuvo el campeón bate de la Liga Nacional en 1970 con su astronómico .366.

“Te vamos a convertir en inmortal de Atlanta”, le expresó casi de inmediato, quien figuraba al otro lado del aparato celular.

La alegría no se hizo esperar en el expelotero cuyo bate nunca se atemorizó al enfrentar a la considerada mejor constelación de pitcheo que jamás haya tenido el béisbol y quien triunfó a las adversidades que implicaba la barrera racial que impedía a los peloteros negros de su época transitar en condiciones iguales a los blancos.

“Esta ha sido la noticia que más he esperado en los últimos tiempos y gracias a Dios que se va a concretizar mi exaltación a la fama de los Bravos”,  agregó el bateador de .299 (5,606-1,677) de por vida sobre la ceremonia que se efectuará el sábado 19 de agosto previo a un choque frente a los Gigantes de San Francisco pautado para las 7:20 p.m .

En la misma será inmortalizado junto a Fred Tenney, antiguo jardinero, inicialista y receptor, quien actuó con Bravos de Boston desde 1894 a 1911.

“Agradecido y contento es lo primero que puedo decir sobre este agradable momento, desde que me enteré todo fue emoción alrededor de mi familia, amigos y demás seres que me aprecian”, añadió Carty, quien a sus 83 años mantiene su acostumbrada voz fuerte.

Al Rico, un bateador de 204 jonrones en su carrera, le retirarán además el número 43, el primero que uso con los Bravos. También junto a Tenney serán los peloteros 39 y 40 en la historia del conjunto en recibir una distinción de esta magnitud. Hank Aaron, Greg Maddux, John Smoltz, Dale Murphy, Bobby Cox, Chipper Jones, David Justice, Joe Torre, Tom Glavine, Andruw Jones son algunos ya distinguidos.

De primera mano, a Carty le acompañarán en la ceremonia, su esposa Lady García, su hija Hilary, su suegra Xiomara, así como algunos  hijos que residen en Atlanta y Nueva York.

Mientras que algunos amigos de antaño que quisiera observar en el ceremonial serían Felipe Alou, Orlando Cepeda, Paul Casanovas, Matt Jones, así como otros como Juan Marichal, Manuel Mota, además del presidente de la República, Luis Abinader y variadas personalidades del Gobierno Central.

Quinta inmortalidad

Cuando se produzca su exaltación el 19 de agosto, será la quinta que alcanzará Carty en su historia, pues se unirá a la del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano en 1989, la del Pabellón de San Pedro de Macorís, el de la Serie del Caribe y el de béisbol Latino.

“Es algo que me honra y enorgullece, luego que uno ha permanecido tanto tiempo en este juego y lo ha tomado con seriedad y claro haciendo sus aportes, estos son los frutos que se cosecha”, agrega, quien el próximo 15 de abril viajará a Atlanta para recibir chequeos médicos. Con tantos logros como bateador, Carty recibirá su honra por los mismos y esto se producirá el próximo 19 de agosto.

Más elevado promedio
Su average de por vida es de .317 al menos con los Bravos está empatado en el sexto puesto en la historia de la franquicia e iguala el primero en su sede actual, Atlanta. Su average de .366 es el mas elevado en el equipo.

Odia las hamburguesas
Carty narra que en la época de la barrera racial, permaneció tres meses comiendo pollos o hamburguesas. De esta última quedó tan agitado que de solo verla se agitaba.