Por LEONARDO CABRERA DIAZ
San Cristóbal, languidece
Muere ante la indiferencia
Plena de argucia y sapiencia
De quien conciencia carece
Y oveja mansa se ofrece
Tal si fuera una obra teatral
Más que exquisita, magistral
Con gracia y convincente
Tras del voto, no su gente
En la campaña electoral
San Cristóbal, Mal padece
Y parece un mal sin cura
Pues, quien su cura procura
De interés real adolece
Y tanto así lo parece
Que por más que lo simule
Siempre habrá quien lo vincule
Al pueblo y su desencanto
Que pendejo, ya no es tanto
Aún parezca y disimule
San Cristóbal, a la verdad
Ha tenido poca suerte
Quiera Dios, pronto despierte
Y así termine su ansiedad,
Por este estado de orfandad
Que la hunde en un desfase
Y que algún milagro pase
A ver si por su calvario
Aparece un funcionario
Que con la gloria se case
Son décimas a los vientos,
Que hasta en el cielo se escuchen
Y si hay coraje, que embuchen
Es cuestión de sentimientos
No allantes, ni movimientos
Ni políticas sin clase
Y san cristóbal llegase
Al bienestar que requiere
Sí un funcionario tuviere
Que con la gloria se case.
Con Dios, siempre