Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD

El 45% de los escolares dominicanos mantiene una dieta poco saludable y realiza muy bajos niveles de actividad física, mientras el 31% presenta sobrepeso y obesidad.

Los datos forman parte de los resultados de la Investigación “Estado Nutricional de los Escolares Beneficiarios del Programa Alimentación Escolar en República Dominicana 2021-2022”, divulgada ayer en el país por el ministerio de Salud Pública y el Instituto del Bienestar Estudiantil del Ministerio de Educación (INABIE).

La actividad, realizada como parte de la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación, fue encabezada por la primera dama, Raquel Arbaje, y los incumbentes de los Ministerios de Salud y Educación, Daniel Rivera y Ángel Hernández, respectivamente.

Hallazgos

Dentro de los principales hallazgos de la investigación, presentados por el doctor Nelson Martínez, encargado de investigaciones de Salud Pública, figuran que sólo 6.9% de los escolares realiza actividad física en los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de un promedio de 60 minutos diarios y el 10% consumen vegetales diarios.

El 70% de los escolares consume embutidos, refrescos y dulces más de lo recomendable y sólo el 20% consume vegetales diarios que es la frecuencia recomendada

El 3% de los estudiados presentó infrapeso, el 18% sobrepeso y el 13% obesidad, para un 31% con esas condiciones que les ponen en riesgo de desarrollar diabetes, hipertensión, cáncer y otras enfermedades en su edad adulta.

De la muestra, el 55% de los consultados fue del sexo femenino, 57.6% con edades de 5 a 11 años; 64.6% del nivel primaria y 43.1% de la región Este del país. El asma en un 10%, la anemia en un 4.5% y la falcemia en un 2.5% son las comorbilidades más frecuentes que padecen.

El 82% de los consultados consume los alimentos escolares y el 17% lleva sus propios alimentos.

De sus familiares directos, padres y hermanos, se determinó que el 26% sufre de hipertensión, el 16% diabetes y el siete por ciento problemas del corazón

Recomendaciones

Entre las recomendaciones que se hacen en el estudio figura la necesidad de fortalecer los programas de alimentación escolar, realizar campañas educativas para alumnos y familiares, promover la actividad física.

También implementar cambios en el currículo educativo que incluya más actividad física y educación alimentaria, y realizar intervenciones en los niños detectados con sobrepeso y obesidad.

Las intervenciones desde el Programa de Alimentación Escolar en respuesta a los resultados de la investigación, fueron presentadas por los directivos de INABIE, Víctor Castro y Ana Carolina Báez.

Factores

Los resultados más altos para obesidad los obtuvieron los alumnos de quinto curso de primaria y secundaria, con un 16.1%, y 14.9%, respectivamente.

En cuanto a los factores asociados, se obtuvo que las niñas tienen mayor riesgo de sobrepeso-obesidad, y se evidenció una estrecha relación entre los antecedentes familiares de diabetes mellitus y obesidad de los familiares.

La prevalencia de infrapeso fue de 3%, observándose más en varones adolescentes, asociados principalmentecon antecedentes de anemia en la región Este del país.

La investigación fue elaborada basándose en la antropometría (talla, peso) de los escolares y la aplicación de una encuesta nutricional en la que se indagó sobre la actividad física de los alumnos y la calidad de los alimentos que consumían, así como preguntas sobre antecedentes familiares de hipertensión,diabetes y obesidad.

Fueron evaluados más de 5,000 estudiantes de primaria y secundaria de 5 a 19 años, con previa autorización de los padres y tutores.

Claves

Medidas.

El INABIE describió las acciones puestas en marcha, como modificaciones en el menú del Programa de Alimentación Escolar, tales como reducción de azúcar y sodio, para continuar ofreciendo platos nutricionalmente balanceados y más saludables.  Se trabaja en fortificar el arroz consumido por los escolares y se han estrechado coordinaciones interinstitucionales para el seguimiento a los estudiantes en estado de malnutrición.