Los periodistas y reporteros gráficos que cubren las incidencias en el Palacio Nacional han sido sacados de la casa de Gobierno y no se les da acceso a las actividades que tendrá el recién juramentado presidente Luis Abinader.

Una vez terminaron los honores militares y que Abinader junto a la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, entraran a la casa de Gobierno, se ordenó y escoltó a los representantes de los medios de comunicación hasta el área de recepción del Palacio.

El militar que escoltó dijo que sólo está cumpliendo órdenes.