El expeledeista Teddy de los Santos deberá cobrar el el Partido Revolucionario Moderno la traición que le hizo al Partido de la Liberación Dominicana cuando renunció porque no ganó la regiduría a la que fue nominado en pleno proceso electoral para la presidencia de la Republica.

De lo Santos se valió de todas las artimañas posibles y un despiadado montaje en las redes sociales mediante la cual se hacia victima de un fraude electoral orquestado por el PLD con la finalidad de congraciarse con la cúpula del Partido Revolucionario Moderno que encabeza Rafael Salazar.

La Junta Municipal Electoral de San Cristóbal vivió un proceso nunca visto con las marrullas que orquestó ese tránsfuga de la política de San Cristóbal que cuestionó a la magistrada Isabel Lara calificandola de querer favorecer a Sindí y orquestó una campaña en su contra.

Teddy de los Santos ahora deberá correr ante sus nuevo dueños a cobrar la traición que hizo al PLD ya que como estaba establecido perdió nueva vez el conteo de unas actas que era ilegal pero que él insistió en que se hiciera