El ingeniero Osiris Guzmán rompió el silencio casi cuatro años después.

Este viernes, quien fuera el líder del fútbol dominicano por 20 años manifestó que está “pagando un costo político”, por prestar las instalaciones del Proyecto Goal al Partido Revolucionario Moderno (PRM), que en ese entonces no contaba con local.

“El costo político yo le he pagado”, dijo Guzmán en una entrevista en un programa televisivo en su natal San Cristóbal.

Guzmán comenzó a ser investigado por la FIFA por prestar las instalaciones del Proyecto Goal a hoy partido oficial. Pero esta pesquisa representó la punta del Iceberg para el ente rector del balompié en el planeta, que terminó expulsándolo por ocho año de toda actividad vinculada con el fútbol. 

Entrevistado en el programa “La Mañana 002”, que produce Leonardo Ortiz a través de 002 Radio, Fiebre 94.7 FM, SancriRD y Notisancri, Guzmán afirmó que “no ha habido solidaridad del partido en el caso mío”.

“Espero condición de trato más adecuado”, apostilló.

Contra Guzmán, el 21 de marzo del 2018, el PRM lo remitió al Comité de Ética y Control, por la acusación que le hizo la FIFA. Osiris insistió en que su caso “se mezcló el elemento político”.