Azua, R. D.- El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) entregó insumos de
protección para el personal de salud y mujeres embarazadas de Azua, a fin de contribuir
con los esfuerzos de prevención de contagio del COVID-19.

Los insumos se distribuyeron a través de la Gerencia de Área de Salud 1 del Servicio
Regional de Salud El Valle (SRS), en el municipio cabecera de Azua, y en otras
comunidades como La Bombita, Estebanía, Las Yayas, El Guayabal, Tabara Arriba y Los
Toros.
Representados por la Dra. Altagracia Tejeda, Encargada de la División de Atención
Primaria del Servicio Regional de Salud el Valle y el Dr.Geraldo Agripino, director de la
Gerencia de Área 1; el equipo que brinda asistencia de salud en estas comunidades de
Azua fue dotado de 14,000 batas quirúrgicas, 10,000 mascarillas KN95 y N95 3M,
28,500 gorros quirúrgicos y 268,300 guantes estériles y no estériles para personal
médico.
“Agradecemos al UNFPA los insumos donados en beneficio de las 55 Unidades de
Atención Primaria que dan servicio en la provincia, y la protección de su personal de
salud, compuesto de 80 doctores. Actualmente, atendemos 1,600 mujeres embarazadas
inscritas en estas unidades, las cuales también recibirán de estos medios de protección
personal; para que sigan asistiendo a sus consultas con mayor seguridad”, expresó el Dr.
Geraldo Agripino.
La entrega, valorada en US$180,000 dólares, se enmarca en el objetivo del Fondo de
Población de lograr cero muertes maternas evitables, por lo que también fueron
proporcionadas unas 103,500 mascarillas quirúrgicas destinadas a mujeres embarazadas
y sus familias, con el propósito de contribuir a que continúen asistiendo a sus consultas
pre y postnatales de manera segura.
La doctora Dulce Chahín, oficial de Salud Sexual y Reproductiva del Fondo de Población,
aseguró que UNFPA República Dominicana seguirá apoyando iniciativas que
promuevan la continuidad de los servicios de salud sexual y reproductiva durante la
pandemia del COVID-19 y destacó la importancia de esta donación en Azua, como un
hito que impactará positivamente su atención de salud comunitaria en los próximos
meses.
Además del suministro de artículos de protección personal, también se está
desarrollando una estrategia de comunicación y educación sobre las medidas de
prevención de contagio, el uso correcto de la mascarilla y la promoción de su desecho
responsable, para evitar la contaminación en las calles.