El senador de la provincia de San Cristobal permanece perdido en su laberinto al tratar de seguir conciliando con el Partido Revolucionario Moderno y renegar de su pequña organizacion que fue la que lo postuló a la posicion que obstente en la actualidad.

Franklin Rodríguez no define su accionar y dura horas hablando de sus proyectos sin siquiera mencionar a la Fuerza del Pueblo tratando de mantener cautivos a los perremeistas que están en el gobierno creando así una indefinición de hacia dónde es el norte que él persigue.

No es gobierno, no es oposición, ese el laberinto en el cual se encuentra inmerso el joven político que trata de ser el ente en todos los escenarios en que se encuentra sin dar oportunidad de ninguna indole a los que lo acompañan en su peregrinar incientos de la politica.

Pretende lograr el progreso de la provincia que representa sin darse cuenta de la realidad social que viven cada uno de los residente en la ciudad benemérita y desde su tribuna mantiene una perorata de propuestas sin sentido tratando de hacerse el graciosos en todos los sectores.

Franklin Rodríguez ha sometido mas de 16 proyectos de leyes y resoluciones que surgen en una aparente noche de «licores» pues en la realidad, nadie de sus representados sabes cual es la realidad de tanto «disparates» que segú él busca que San Cristóbal salga del letargo en que se encuentra.