El doctor Fulgencio Severino, jefe de Cardiología del Hospital Salvador B. Gautier ofreció algunas recomendaciones para cuidar el corazón ante estos días de mucho calor vaticinados por la Dirección Nacional de Meteorología (Onamet) y la llegada del verano este próximo 21 de junio.

El galeno explicó que los cambios de temperatura influyen en el estado de ánimo y esto va a impactar de manera negativa en las enfermedades cardiovasculares.

“Sube la presión, sobrecarga de trabajo al corazón y en pacientes enfermos, desatar eventos cardiovasculares, que pueden llegar a ser fatales”, enfatizó.

Además del consumo de abundante agua y uso de prendas ligeras, el especialista solicita que el Gobierno mantenga el suministro de energía eléctrica para que los dominicanos puedan apoyarse en electrodomésticos como abanicos y acondicionadores de aire, para mitigar la sensación de calor.

A los pacientes que van a hacer ejercicios, el doctor Severino le recomienda hacerlo en las horas que los rayos del sol son menos virulentos.

Acciones preventivas

Por su parte, el Ministerio de Salud Pública pide a la población consumir abundante agua, frutas y vegetales para evitar problemas de salud, como la presión arterial.

En ese sentido, la institución recomienda la ingesta tomates, pepino, rábanos, apio, lechuga, melones, sandía, entre otros productos que contienen un gran porcentaje de agua.

A través de un comunicado de prensa, la institución llama a evitar las bebidas calientes y de altas calorías, pero también las gaseosas, cervezas y otras bebidas alcohólicas, cafeinadas o muy azucaradas, así como alimentos muy salados o con mucha grasa.

Al igual que el doctor Fulgencio, Salud Pública exhorta el uso de ropas ligeras, sueltas y de colores claros, en la medida de lo posible usar protector solar y trasladarse a lugares frescos y ventilados, donde no se expongan demasiado a los rayos solares.

“El consumo de frutas, vegetales y otros nutrientes deben convertirse en los alimentos idóneos para la población, ya que permiten saciar la sed, el hambre y contribuyen a mantener la piel bien nutrida e hidratada”, indica la institución en la nota informativa.

Si una persona siente mareos o se desvanece, debe acostarse en un lugar fresco, bajo techo, tomar una bebida rehidratante, pero nunca infusiones calientes, ni muy dulces.

También sugieren acudir al centro de salud más cercano, ante otros síntomas del calor, como: dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, así como convulsiones y abundante sudoración.

La entidad recuerda que es necesario poner especial atención a las personas vulnerables como niños, embarazadas, envejecientes, personas con enfermedades crónicas, así como las que tienen algún tipo de discapacidad. También llama a evitar situaciones de enojos y discusiones.