Luis Beiro

Santo Domingo, RD.El doctor Yunén no se ha aislado de la batalla científica que se libra en el país contra el Covid-19 y sus variantes. Por el contrario, siempre desde la primera línea de fuego, no deja de estudiar, prevenir y aportar sus conocimientos a favor de su país. Mitigar la propagación de la pandemia se ha convertido en el centro de su vida actual. En este nueva entrevista, reactiva sus nuevas posiciones sobre el tema a la luz de los recientes acontecimientos que han sucedido ante la nueva batalla

– ¿Se han detectado casos de contagio después de la vacuna? Hasta la fecha son escasos los reportes confirmados de personas que se re infecten después de recibir sus vacunas completas de cualquiera de los diferentes tipos. Y ojo con completas, para que la inmunidad este correctamente instalada debe de haber completado el esquema de cada vacuna, algunas deben de tener hasta dos dosis y otras bajo discusión aun, solo una dosis. No se puede descartar del todo que esto no ocurra, pero realmente será un tanto complejo el determinarlo. Tendríamos que aplicar a modo de estudio un cribado en estas personas vacunas, pero ¿por qué? Pues la respuesta es bastante simple, ya que se basa en la misma premisa de las ya conocidas vacunas del plan de inmunización a las que estamos acostumbrados. Los anticuerpos generados por la vacuna, permiten en primera instancia no desarrollar la enfermedad severa y en general puede permitir que los pacientes presenten una sintomatología mínima. Esto evita poder detectar estos casos.

– ¿Cómo han estado funcionando los contagios a partir de las nuevas cepas del Covid-19? Después de la aparición de las nuevas cepas se dio la ocurrencia de la segunda ola aquí en el país en los meses de diciembre, enero y febrero. Se pudo confirmar en un estudio realizado en el Centro de Enfermedades Tropicales de UNIBE, que ya las variantes circulaban en nuestro país desde el mes de noviembre. Considerando que estas variantes le confieren al virus SARS COV-2 mayor transmisibilidad, era algo esperable el repunte de los casos, no solo a nivel nacional sino internacional por igual. Las vacunas han frenado la rampante crecida de los casos, especialmente a saber que algunas de las vacunas que ya están siendo utilizadas tienen cobertura con algunas de las variantes más complejas como la inglesa y la brasileña. De cualquier manera, y ojala que no, esperamos una tercera ola. Que probablemente sea más atenuada que las anteriores, pero estará liderada por estas variantes, junto a la desescalada del toque de queda y al feriado de Semana Santa.  

– ¿Pudiera referirse al personal de salud que se ha infectado con el Covid-19? Es lamentable que aquellos que luchan por los pacientes, caigan por culpa de la enfermedad. Pero todo el que está en este campo, sabe los peligros que conlleva nuestra profesión en mayor o menor medida. No han sido pocos los colegas que han terminado infectados con este enemigo invisible. Te miento si te digo cuantos han sido, pero te aseguro que no han sido pocos. Creo que, aun los que no han sido trabajando directamente con pacientes COVID, no ha sido por no tomar todas las precauciones necesarias para evitarlo. Nosotros que sabemos lo que puede conllevar, el miedo de afectar a nuestros seres queridos nos impulsa al mayor cuidado, pero hasta los mejores caen.

– ¿Cuántos médicos dominicanos han fallecido a causa del Covid? No tengo el número exacto en mano, pero para finales de enero de este año teníamos ya unas 40 muertes de colegas y no olvidemos a las enfermeras que también trabajan arduamente al lado de los pacientes, si no me equivoco, unas 18 fallecidas. No han sido todos en la capital, pero si el mayor número. Esto claro es lamentable, tanto como la muerte de nuestros pacientes, pero con un sentimiento de familia.

– ¿Qué tipo de vacuna usted recomienda por encima de otras que se encuentran en el mercado? ¿Por qué? Bueno, esa pregunta es compleja de responder ya que eso puede traer problemas. Pero, en general la vacuna más importante es la que se tiene en la mano. Ahora mismo tenemos dos vacunas, en vistas a dos más a futuro. Lo que puede posicionar una vacuna por sobre las demás es la seguridad. Una vacuna que genera seguridad es aquella con baja tasa de efectos secundarios a corto y largo plazo. Esta vacuna será la que la mayor parte de la población querrá usar, hasta los más reacios. Hasta ahora, las vacunas que han mostrado mayor seguridad en este perfil son las inactivadas, mecanismo bien conocido para la fabricación de vacunas. Ahí está mi respuesta. Una vacuna inactivada seria la que se ajusta a un mejor perfil de vacunación.

– Usted siempre ha estado en disposición de poner sus conocimientos al servicio de lo mejor para el país, sin embargo, algunas veces sus consejos no se han aplicado. ¿Pudiera referirse al papel que debe jugar del científico frente a los oídos sordos? La edad serena las pasiones. La ciencia siempre debe estar por encima de todo pero solo en algunos casos, quizá durante una pandemia, la experiencia toma el mando. Uno aprende a ver el vaso medio lleno y no medio vacío, y en el camino abrir los ojos a los que no ven y ser voz a los que no oyen. Estando el país por encima de cualquier interés particular, siempre las decisiones deben estar enfocadas en el bien común. Cada palabra y cada acción son tomadas de acuerdo a la calidad humana con la que se realizan. Entiendo que al final, todo cae por su peso.  

– ¿Qué estrategias científicas usted recomienda ante el peligro de los nuevos contagios a causa de la nuevas cepas del Covid-19? Diría que mantener las ya vigentes puede ser tan efectivo como cualquier innovadora. Mantener el cribado de los pacientes, el distanciamiento físico, el lavado de manos y el uso de mascarilla será siempre lo primero. Las medidas básicas han demostrado poder mantener el contagio disminuido, y claro, cuando esto es violado pues la casuística aumenta. La implementación de la vacuna será clave para poder combatir estas nuevas variantes. Creo que vamos por muy buen camino, pero no nos podemos dormir con las medidas.  

– Con independencia de las vacunas, ¿existe algún otro tratamiento para combatir la pandemia, sobre todo para las personas mayores de 70 años? Distanciamiento y mascarillas. Será lo propio durante un buen tiempo. Recordemos que el proceso de vacunación tomara todo el año, si el programa se cumple a cabalidad. Es por tanto que las medidas que se han mantenido hasta el momento, deben permanecer. El toque de queda, aunque un trago amargo, ha funcionado. Debemos apostar por las vacunas, mientras mantener la distancia, usar mascarillas, aislarnos si tenemos síntomas y sobre todo buscar ayuda médica para poder contener al virus antes de poder contagiar a otras personas.

– ¿Para usted, la experiencia del Covid-19 ha sido un reto desconocido?. Ha sido una experiencia que describiría como una montaña rusa de emociones. Desde el principio sabía que iba a ser una tarea retadora, pero no imagine que todavía un año después estaría aquí junto a todos ustedes. Quiero dejar al pueblo dominicano con estas palabras. No se sientan excluidos del proceso, mucho menos se vean como víctimas. Estamos en una situación mundial, que ha afectado a muchas familias. Debemos de unirnos como pueblo, como sangre y pelear por nuestro bienestar como nación, estamos todos unidos en esto. Muchos estamos agotados, pero estamos dando la pelea, acompáñennos en el camino y salgamos victoriosos juntos, #yomelapongo.