Un coordinador técnico del Ministerio de Salud Pública renunció este miércoles al cargo alegando “maltratos, humillaciones y presión psicológica” de parte de su superior, el director Gerardo Mesa, al igual que la encargada de Recursos Humanos.

Rolando E. Mercedes Reyes envió su renuncia al director de Gabinete, Robinson Santos, y al viceministro de Garantías de la Calidad del ministerio, vía la encargada de Recursos Humanos, Otilia Vargas, a quien acusa también de malos tratos.

Diario Libre tuvo acceso al documento.

En la misiva, el hombre afirmó que los dos funcionarios “todos los días montan una presión verbal en contra de la mayoría de los empleados, de tal manera que varias colaboradoras las he visto derramar lágrimas, debido a la humillación”.

Agregó, en el documento, que el nuevo director del departamento “vocifera delante de los prestadores que él les va a partir el cuello a todos, porque somos corruptos, que no sabemos trabajar y que el DNI nos tiene en la mira”.

“Ese señor es un conflictivo e irrespetuoso que ha venido a lacerar gravemente el clima laboral en la Dirección de Habilitación”, acotó.

Señaló que si el funcionario quiere colocar “a su gente en nuestra posición está en su derecho, pero no en la manera que lo hace ahora, queriendo dañar reputaciones de los profesionales que laboramos en la dirección”.

Mercedes Reyes, al mismo tiempo, solicitó al director Gerardo Mesa y a la focal de Recursos Humanos, Otilia Vargas, que si existe alguna investigación o acusación sobre su persona, “tal como lo manifiestan en varias ocasiones, que las den a conocer.

“Estoy y estamos en toda disposición de colaborar con éstas y llevarlas hasta las últimas consecuencias”, agregó en el documento.

La carta fue recibida a las 8:45 de la mañana de este miércoles en el departamento de Recursos Humanos.