SANTO DOMINGO.- Los principales actores del sistema de seguridad nacional se comprometieron este viernes a trabajar con el Ministerio de Interior y Policía para enfrentar las carreras ilegales de motores en todo el país, para lo cual dicen pondrán a disposición todos sus recursos.

Durante una reunión celebrada en el despacho del ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, la Comisión Militar y Policial del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones puso a disposición 900 unidades que tiene en las principales autopistas del país.

Mientras que la Policía Nacional se comprometió a que sus agentes trabajen junto a la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) y a su vez el Ministerio Público a que instruirá a los fiscales para que procesen correctamente los casos, a fin de que tengan las sanciones de lugar.

También, el Ministerio de Defensa puso a disposición  los recursos necesarios para atacar este mal y al mismo tiempo se comprometió a reunir a los líderes comunitarios que deben involucrarse en este tipo de situación.

En tanto,  que la Digesett se comprometió a trabajar en conjunto con todos estos organismos para que los agentes llenen correctamente las infracciones de tránsito, y cuando sean temas de carreras ilegales de motores  sean traducidos inmediatamente al Ministerio público.

Además del ministro Vásquez Martínez, en la reunión participaron el viceministro de Defensa, general Víctor  Mercedes Cepeda, el director de la Policía Nacional, mayor general Edward Sánchez, y la magistrada Viviana Katiuska, de la Procuraduría General.

Asimismo los directores de Asistencia Vial, general Rafael Vásquez Espínola; de la Digesett, Ernesto Rodríguez; del INTRANT, Rafael Arias y el director del Gabinete Ministerial, Víctor Benavides.

Voluntad política

El ministro Vásquez Martínez, al encabezar la segunda reunión de trabajo con los actores del sistema de seguridad, atribuyó el incremento de los accidentes de tránsito en el país a la falta de voluntad política que existía en el pasado para hacerle frente a la situación.

Demandó, en ese sentido, la integración de todos los sectores a fin de reducir las cifras que cada año llevan luto a la familia dominicana, en especial con las carreras ilegales de motocicletas.

Asimismo, reveló que el gobierno realiza un estudio para determinar el costo social y económico de los accidentes de tránsito para el Estado dominicano.

Anunció, también, que harán una campaña educativa, a través de los medios de comunicación, para crear conciencia en la población, ya que los accidentes de tránsito tienen un alto costo social.

“Somos uno de los países más peligros del mundo en materia de seguridad vial. Si vemos las estadísticas, el 73% de las muertes por accidentes de tránsito son personas que conducen o que abordan una motocicleta. Y solo un 15% de automóvil”, manifestó el ministro Vásquez.

Afirmó que aunque ha faltado voluntad política en el pasado para enfrentar ese flagelo, desde ya en el gobierno se trabaja para dar solución al problema y mejorar las condiciones de vida de los dominicanos.

Expuso que el tema de los accidentes de tránsito es una preocupación del ministerio y de todas las instituciones que tienen que ver con el tema de la seguridad vial.

Manifestó que,  debido a la importancia que reviste el tema,  también se propone lograr la participación de las gobernadoras a fin de que las mismas puedan aplicar en sus respectivas demarcaciones los programas a ejecutar.

Consideró que el tema de las competencias en los motores en vías públicas es preocupante, por lo que se deben ponderar medidas y decisiones tendentes a erradicar esa práctica, ya que “las carreras de motores son carreras de muerte que tanto dolor causan a la familia dominicana”.