¿Sabes qué es un orgasmo? ¿Cómo se siente? o ¿Cómo conseguirlo? Por lo general muchas personas inician su vida sexual y luego de meses, incluso hasta años desconocen con exactitud cómo se manifiesta este fenómeno de la sexualidad.

Según un artículo publicado por la organización Planned Parenthood un orgasmo es lo que pasa normalmente cuando llegas a la parte más intensa de la excitación sexual. “Normalmente se siente muy bien. Cuando tienes un orgasmo (llegas o te vienes), la tensión sexual sube hasta que llega a su punto más alto y ahí es cuando se libera la presión de tu cuerpo y genitales”.

Pero, ¿cómo se siente llegar a un orgasmo? Pues, los expertos coinciden que cada persona y cada cuerpo es distinto, pero que por lo general tanto los hombres como las mujeres muestran algunas señales físicas que suceden cuando llegas a un orgasmo.

“La señal más notoria es cuando tienes una sensación muy intensa de placer en tus genitales y en todo tu cuerpo. Los músculos en tu vagina o pene, y los de tu ano, se contraen, más o menos una vez por segundo, y de unas cinco a ocho veces. Tu latido del corazón y tu respiración también se aceleran”, asegura la publicación.

En el caso de las personas que tienen pene normalmente arroja un chorro pequeño de semen que, si se calcula, podría estar entre una a dos cucharadas, a esto se le llama eyaculación. Pero, ¿es lo mismo orgasmo y eyaculación? Pues no, es posible tener un orgasmo sin eyacular o una eyacular sin tener un orgasmo.

Para quienes tienen vagina, el orgasmo se manifiesta con una humedad muy intensa, antes y durante el orgasmo. Pero además es posible que por la vulva salga otro fluido diferente, a este fluido se le llama eyaculación femenina o “squirting”. Este fluido no es el orgasmo y tampoco es orina. ¡Ojo! No todas las mujeres lo experimentan.

Según los especialistas de Planned Parenthood inmediatamente después de un orgasmo, tu clítoris o tu glande pueden estar muy sensibles o puede ser incómodo tocarlos. También puedes tener rubor sexual que es cuando tu pecho, cuello y cara se ponen rojos por un tiempo corto. El orgasmo hace que se liberen endorfinas (las hormonas que te hacen sentir bien), y por eso puede que después de tener uno te sientas con sueño, relajado y feliz. ¿Te dio sueño? Pues llegaste.

Es bueno entender que cada orgasmo es distinto, y cada persona es distinta. Y es completamente normal que en ocasiones experimentes este “favor de la sexualidad” de forma muy intensa, en otras de forma muy suave y en otras ni muy suaves ni muy intensas. Estas variaciones ocurren porque el orgasmo es una expresión que se deja influir por muchos factores: el estrés, la frecuencia, la excitación, lo que comes, lo que piensas, etc.

¿Cómo puedo llegar al orgasmo?

“La mayoría de los orgasmos suceden durante la masturbación o el sexo (como el sexo oral, anal o sexo vaginal), cuando tu o una pareja estimula tus genitales. Las personas que tienen vulva usualmente tienen orgasmos cuando estimulan su clítoris, vagina o ano. Las personas que tienen pene, usualmente tienen orgasmos cuando estimulan su pene, sus testículos o ano. Algunas personas pueden llegar a orgasmos estimulando sus pezones, o incluso solamente teniendo pensamientos sexuales”, asegura Planned Parenthood.