Las Estrellas dieron el viernes otro paso en su ruta arrolladora hacia la serie final al silenciar al Licey en el Tetelo Vargas en la que fue su quinta victoria al hilo.

Austin Davis lanzó 5.1 entradas de solo dos hits y cinco relevistas se encargaron de terminar el trabajo en una labor combinada donde los azules solo conectaron tres inofensivos imparables en ruta a la victoria 2-0.

El pitcheo de las Estrellas elevó a 23 entradas sin permitir carreras del contrario. Esa racha inició a partir de la sexta entrada del encuentro del pasado miércoles ante los Gigantes del Cibao, a quienes vencieron, en entradas extras, 5-4, mientras que, el jueves blanquearon a los Gigantes 3-0.

Escogido

El Escogido se sacudió, descargó su arsenal ante el sotanero del round robin y revivió su ilusión. El viernes en el Quisqueya, al ritmo de nueve imparables y con una salida de calidad de Enny Romero, los Leones aplastaron 8-1 a unos Gigantes que parecen heridos de muerte cuando el todos contra todos no llega a la mitad.

Jorge Mateo se fue de 4-3, con jonrón y tres vueltas impulsadas, y Junior Lake ligó un par de imparables y remolcó dos para comandar el ataque rojo, que frenaron una cadena de dos derrotas y extendieron a cinco la nordestana.

Los melenudos mejoraron su marca a 3-5, en la tercera posición, en tanto que los duartianos cayeron a 1-7 tras un choque donde dispararon ocho imparables, pero faltó el bateo oportuno. El Escogido quedó a dos partidos de la segunda posición que ocupa el Licey (5-3), en tanto que las Estrellas siguen en la punta con 7-1.