Pedro Martínez fue un gran rival de los Yanquis de Nueva York en una prodigiosa carrera que terminó en el Salón de la Fama, para el lanzador dominicano.

Al observar a los Yanquis en una carrera de 18 años, siete de esos de forma directa en la Liga Americana cuando lanzó para los Medias Rojas de Boston, Martínez está sorprendido con lo que ve del equipo al que enfrentó en 32 ocasiones en su carrera.

Durante su participación en TBS, el lanzador mostró su sorpresa al ver a el desempeño de los Yanquis esta temporada, el que ve pasar como de «bulldog» a un «chihuahua».

«Recuerdo ver a los Yanquis al principio de la temporada y cuando les iba bien, se veían tan confiados. Era como ver a un bulldog golpear a un chihuahua cuando jugaban esos equipos. Ahora, se ven como los chihuahuas para cualquier otro equipo, especialmente para un buen equipo como los Bravos de Atlanta. Parece que no hay coincidencia».

Martínez tiene categoría para expresarse de esa manera. En su carrera terminó con marca de 11-11 ante los Yanquis con una efectividad de 3.20, incluido 8-4 en el Yankee Stadium.