La primera reunión entre el padre de Lionel Messi y los directivos del Barcelona terminó el miércoles sin acuerdo, confirmó a la Associated Press una persona con conocimiento de la situación.

El presidente azulgrana Josep Bartomeu estuvo reunido durante 90 minutos con Jorge Messi para abordar el pedido del astro argentino de salir del club. Pero las partes no aflojaron en sus posturas.

La persona habló con AP bajo la condición de no ser identificada debido a que no se le autorizó dar declaraciones públicas sobre un encuentro privado.

Messi comunicó la semana al Barcelona su deseo de marcharse del club. Apeló a una cláusula de su contrato que le permite pedir la carta de libertad al final de la temporada. Pero el Barça sostiene que la cláusula expiró en junio y que el seis veces ganador del Balón de Oro deberá completar su contrato que vence en junio de 2021 o que se pague la cláusula de rescisión de 700 millones de euros (837 millones de dólares).

Otros presentes en la reunión fueron Javier Bordas, un directivo del club vinculado a la parte deportiva, y el hermano de Messi, Rodrigo.

En lo que fue descrito como un reunión cordial, las partes dejaron en claro sus posiciones. Jorge Messi insistió en la salida del jugador y el Barcelona no acepta el pedido de transferencia.

No se pautó de inmediato otro encuentro, y los siguientes pasos son inciertos.

Los azulgranas afirman que sólo negociarán una extensión de contrato para la «Pulga». Le han ofrecido una extensión de dos años, con lo que formaría parte del club hasta la temporada 2022-23.

Jorge Messi, quien a la vez funge como el agente del delantero, llegó al miércoles a Barcelona procedente de Argentina.

«No sé, no sé nada», dijo Jorge Messi escuetamente al responder a preguntas de los periodistas en el aeropuerto.

En declaraciones posteriores a la cadena de televisión «Cuatro», Jorge Messi admitió que es «difícil» que su hijo siga en el club.

«Lo veo difícil para quedarse», dijo. También negó que hubieran tenido contactos con el Manchester City, posible destino para su hijo.

Aparte del encuentro con el padre de Messi, el Barça también pretende reunirse personalmente con el jugador para que cambie de parecer en su postura de irse. El club asegura que hace todo lo posible para convencer a Messi de completar su carrera en un club al que se vinculó hace casi 20 años.

Lionel Messi no ha tenido contacto alguno con los directivos del club tras comunicar su deseo de irse. Tampoco ha dado declaraciones desde la derrota 8-2 que el Barcelona sufrió ante el Bayern Múnich en los cuartos de final de la Champions el 14 de agosto. Fue la culminación de una temporada para el olvido, la primera sin títulos desde 2007-08.

El atacante de 33 años criticó varias veces la gestión deportiva del club durante la temporada. No se ha presentado a los entrenamientos con miras al próximo curso y esquivó las obligatorias pruebas de coronavirus a las que el plantel fue sometido el domingo.

Sergio Ramos, el capitán del Real Madrid, comentó que la situación de Messi «es un tema que nosotros debemos dejar al margen, pero confía que el jugador más emblemático de su clásico rival siga como azulgrana.

«Yo creo que Messi se ha ganado el respeto de decidir su futuro, no sé si de la mejor manera o no lo estará haciendo, pero para el fútbol español, el Barça y a nosotros nos gusta ganar estando los mejores», dijo Ramos en Sttutgart, donde está concentrado con la selección para afrontar partidos de la Liga Europa. «Messi hace mejor la liga española y su equipo, y más bonitos los clásicos».

El volante holandés Frenkie de Jong, compañero de Messi en el Barça, dijo que está en ascuas como todos.

«Es medio caótico ahora mismo, tantas cosas dando vuelta», dijo De Jong en la concentración de Holanda. «Pero no ha hablado con Messi, ni con el club. Ya sabré lo que realmente está pasando cuando llegue a Barcelona esta semana. Realmente no sé qué va a pasar».

Los representantes de Messi argumentan que puede ampararse a la cláusula de salida de su contrato debido a que la pasada temporada se alargó por la pandemia.

El Barcelona abrirá su campaña en La Liga ante el Villarreal a fines de mes.