A pesar de que en el Congreso Nacional domina una mayoría perremeísta con la capacidad de aprobar cualquier proyecto sin obstáculos, las comisiones del órgano legislativo retienen una serie de propuestas provenientes del Poder Ejecutivo que no avanzan en sus estudios ni cuentan con informes.

Alrededor de 20 proyectos del Poder Ejecutivo se encuentran dando vueltas en las distintas comisiones congresuales y han tenido que ser reintroducidos para evitar que mueran. Los proyectos quedan estancados en los equipos de estudio y los congresistas priorizan los contratos de préstamos del Gobierno, que son estudiados y aprobados con más celeridad.

Sólo en el 2023, la Cámara de Diputados y el Senado aprobaron un total de 16 préstamos que totalizaron 2,355,126,411 millones de dólares. Todos los contratos pasaron por la Comisión de Hacienda de la cámara correspondiente y ninguno tardó más de un año en ser estudiado y autorizado, en comparación con otros proyectos del Poder Ejecutivo.

En la Cámara de Diputados se encuentra un grupo de proyectos del Poder Ejecutivo que aún no progresa en las comisiones. Otras piezas se encuentran en el ala legislativa desde el 2021, por lo que ha tenido que ser reintroducidas en varias ocasiones, pero sin ninguna conclusión

Entre los proyectos del Gobierno que aún están retrasados en la Cámara Baja destacan la Ley para crear la Corporación Turística Cabo Rojo, el proyecto de Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, el de Referendo Consultivo, entre otras propuestas que llevan hasta tres años sometidas en la Cámara de Diputados.

Senado

En los archivos del Senado también se registran como proyectos pendientes la Ley Orgánica para Reestructurar y Reformar el Banco de Reservas, la Ley que crea el Cuerpo Especializado de Mitigación a Emergencias y Desastres (Cemed), la que instituye el Sistema Nacional de Control Interno y la Contraloría General de la República, la que tipifica y sanciona el delito de secuestro y la que prohíbe la violación y traspaso ilícito de la propiedad inmobiliaria pública o privada, entre otras.

Aunque el Sistema de Información Legislativa del Senado registra más iniciativas pendientes provenientes del Poder Ejecutivo, los proyectos son más recientes que los sometidos en la Cámara de Diputados. Los más antiguos tienen un año bajo estudios y elaboración de informes.

Promulgados

Las piezas legislativas elaboradas por el Gobierno que lograron salir del Congreso y fueron promulgadas son la Ley que dispone medidas regulatorias a los contratos de concesiones suscritos con anterioridad a la Ley No.340-06, sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios, Obras y Concesiones; la Ley que crea un Régimen de Incentivos Fiscales a la Aviación Civil Comercial Nacional e Internacional, la de Administración de Bienes Secuestrados, Incautados y Abandonados en los procesos penales y en los juicios de extinción de dominio y la Ley de Facturación Electrónica.

También fueron promulgadas la Ley que dispone la Supresión de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) y la Supresión de la Unidad de Electrificación Rural y Sub-urbana (Uers); la Ley especial para la terminación del proyecto múltiple de la presa Montegrande y la que crea el Ministerio de la Vivienda y Edificaciones, entre otras.

Los que perimieron

Otros proyectos que depositó el Poder Ejecutivo en el Congreso no corrieron la misma suerte y caducaron por retraso en sus análisis y aprobaciones. Piezas como la Ley que suprime el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), la Ley que introduce medidas especiales aplicables a proyectos de infraestructura pública y alianzas público-privadas, la de Función Pública y la que modifica el artículo 4 de la ley núm. 4532 del 31 de agosto de 1956, que regula la exploración, explotación y beneficios por particulares, de los yacimientos del petróleo y sus derivados, los hidrocarburos y demás combustibles similares.