El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este lunes con una caída del 7,51 %, hasta 66,42 dólares el barril, tras el acuerdo de los países productores para aumentar la oferta durante la segunda mitad del año y con el mercado muy nervioso por el avance de la variante delta de la covid-19.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en agosto perdieron 5,39 dólares con respecto al cierre del pasado viernes.

Los precios del crudo se desplomaron un día después de que la OPEP y sus aliados, liderados por Rusia, cerraran un acuerdo para aumentar su producción conjunta de forma escalonada en los próximos cinco meses y en medio de una importante preocupación entre los inversores por el avance de la variante delta de la covid-19, que amenaza la recuperación económica.