Santo Domingo.-A pocos días de que inicie formalmente la época más caliente y calurosa del año, en el país ya se sienten altas temperaturas que aquejan a la población.

Esta ola de calor se debe, según Karina Soto, de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), a la proximidad del verano, que comienza el 21 de junio, y a la incidencia, desde el pasado mes de mayo, del polvo de Sahara.

De acuerdo con la Onamet, la temperatura mínima oscila entre 20 y 25 grados Celsius, mientras la máxima está entre 31 y 33 grados Celsius. Al respecto, el Ministerio de Salud Pública recomendó a la población consumir abundante agua, frutas y vegetales para evitar problemas de salud como la presión arterial.

Asimismo, sugirió evitar las bebidas calientes y de altas calorías, pero también las gaseosas, cervezas y otras bebidas alcohólicas, cafeinadas o muy azucaradas, ni alimentos salados o con mucha grasa.

Pero también por la ola de calor y el polvo sahariano surgen problemas de asma, rinitis y el eccema de la piel o dermatitis.

En cuanto a la salud de la piel, el dermatólogo Juan Periche instó a evitar exponerse al sol y abstenerse dentro de lo posible del calor, aunque entiende es algo difícil no salir a la calle.

En tal sentido, dijo que al llegar a la casa sudados, maltratados y con calor, las personas deben bañarse, para quitarse del cuerpo esa humedad y refrescarse.

Explicó que si la piel está irritada, lo mejor es asearse con un jabón suave en lugar de uno fuerte.
Periche recomendó utilizar las mascarillas cuando se está en las calles, para evitar así, que el polvo del Sahara entre al organismo y ocasione problemas respiratorios.

En cuanto a la vestimenta, tanto Salud Pública como el doctor Periche coinciden en que las personas utilicen ropas de colores claros y de tela suave, para que el calor maltrate menos. También recomiendan estar en sitios con ventilación.

Internacional

— España y EE. UU.
Actualmente, no solo en el país se vive con temperaturas calurosas. En España, donde la temperatura alcanza lo 40 grados Celsius, se espera continúe avanzando. También en Estados Unidos la han calificado como mortal y extrema.