Cientos de personas estaban atrapadas el miércoles en la azotea de un rascacielos de Hong Kong en el que ardía un gran incendio, mientras los bomberos organizaban una compleja operación de rescate y sofocaban las llamas.

Al menos 13 personas fueron trasladadas a hospitales, según las autoridades. Tres de ellas estaban heridas y otras 10 sufrían los efectos de inhalar humo.

El fuego comenzó a primera hora de la tarde en el World Trade Center de la Gloucester Road, en el popular distrito comercial de Causeway Bay, según un aviso del gobierno. En el edificio de 38 plantas había oficinas y un centro comercial.

Una densa humareda salía del edificio, y fotos y videos de personas atrapadas en el interior mostraban una escasa visibilidad mientras el humo llenaba los restaurantes y escaleras del lugar.

El fuego se expandió desde los dos pisos inferiores del edificio, ocupados por un centro comercial que se estaba reformando.

El sistema antiincendios de la zona del centro comercial se había desactivado, según Ng Yau Sheung, responsable de división del Departamento de Bomberos de Hong Kong.

“Si el sistema se está reparando, es posible que el contratista desconecte la zona afectada”, dijo en una conferencia de prensa el miércoles por la tarde.

Las autoridades indicaron que seguían investigando si se había incumplido la normativa contra incendios.

La policía había dicho antes a medios locales que unas 300 personas subieron a la parte superior del edificio y esperaban a ser rescatadas.

Otras decenas de personas atrapadas abarrotaron un estrecho espacio al aire libre en la quinta planta y se asomaban al exterior mientras esperaban ayuda. Los bomberos utilizaron una escalera extensible para rescatarlas.

Los bomberos evacuaron a 770 personas del edificio, señaló Ng, y otras 40 salieron por sus propios medios.

Las investigaciones preliminares de la policía apuntaban a que el incendio había comenzado en la sala de cuadros eléctricos en la primera planta del centro comercial antes de extenderse al andamio que rodeaba parte del edificio, según el diario local South China Morning Post.

El incendio fue clasificado como incidente de nivel tres, según una nota de la policía. Los incendios se clasifican de uno a cinco, con el cinco como el nivel más grave.

Las llamas se controlaron en torno a las 15:06, y para las 16:30 estaban prácticamente extinguidas, según las autoridades.

Los bomberos movilizaron a 176 efectivos, lo que incluía dos equipos con aparatos de respiración y dos aviones de descarga de agua para ayudar a combatir el incendio, según la policía.