Gustavo Petro y Francia Márquez hicieron historia este domingo en Colombia.

El primer presidente de izquierda del país y el primer costeño llega a Nariño de la mano de la primera vicepresidenta afro de la historia.

Esa dupla, de la coalición Pacto Histórico, obtuvo más de 11,2 millones de votos, una cifra también histórica, y derrotó a Rodolfo Hernandez y Marelen Castillo, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción.

Su elección, además, supone un cambio en la manera de llegar al poder en un país que ha estado gobernado históricamente por hombres blancos de élite y urbanos.

Por primera vez una mujer afro llega a la casa presidencial. Márquez representa y encarna la lucha colectiva por la igualdad de género y étnica. Su vida misma es el reflejo de eso, de ahí que para conocer su historia sea clave detenerse en el lenguaje que ella misma usa.