Una emisión de plasma provocada por una erupción solar podría interferir el lunes con las transmisiones de radio en la Tierra, según un aviso emitido por meteorólogos espaciales. El fenómeno también podría ofrecer una atractiva aurora.

No hay motivo de preocupación para la población, según la alerta emitida el sábado por el Centro de Predicción de Clima Espacial de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos en Boulder, Colorado.

La tormenta podría interrumpir transmisiones de radio de alta frecuencia como las de aeronaves que intentan comunicarse con torres de tráfico aéreo lejanas. La mayoría de las aeronaves comerciales puede utilizar transmisiones por satélite como alternativa, explicó Jonathan Lash, un experto del centro.

“Para el público general, si tienen cielos despejados por la noche y están en latitudes altas, esta sería una gran oportunidad para ver iluminarse los cielos”, dijo Lash.

Cada 11 años, el campo magnético del Sol cambia, de modo que sus polos norte y sur intercambian sus posiciones. La actividad solar se modifica durante ese ciclo y ahora está cerca de su pico de actividad, llamado máximo solar.

El pasado diciembre, la mayor erupción solar registrada en años afectó a las comunicaciones por radio.