Un tribunal colegiado de San Cristóbal condenó a 20 años de prisión a una mujer que fue hallada culpable del asesinato de la madre de su antigua pareja sentimental, un crimen perpetrado en marzo del año 2021, en el sector Lavapiés, de San Cristóbal.

Las juezas Biulkys Milanés, Ana Inés Susana y Rosa Mateo dictaron la sentencia contra Yenifer de León, por la muerte de Ysabelita Valdez.

El Ministerio Público mostró ante el tribunal, cómo De León mandó a asesinar a Valdez, pagando la suma de 300 mil pesos a Alexis Estauri Luciano Montilla y a Juan Antonio Mejía Arias, quienes cumplen sentencias de 30 años y de cinco años, respectivamente, por su participación en el hecho.

El órgano persecutor estuvo representado por los fiscales Daryl Montes de Oca y Ana Mercedes Pichardo Puello, quienes demostraron ante el tribunal que la procesada, con sus acciones delictivas, violó las disposiciones de los artículos 265, 266, 295, 296, 297 y 302 del Código Penal Dominicano.

El pacto para el asesinato de la víctima tuvo lugar entre enero y febrero del 2021, cuando De León realizó una llamada telefónica a través de la red social WhatsApp mientras estaba en Estados Unidos, a su alegado tío, Mejía Arias, a quien reveló que quería matar a su exsuegra, por el hecho de que le daría por donde más le doliera a su expareja, Manuel González Valdez, por haberse separado de ella tan pronto él pisó suelo estadounidense, al obtener la residencia estadounidense que le consiguió.

Los hechos ocurrieron el 29 de marzo del año 2021, cuando Luciano Montilla, a bordo de una motocicleta marca Suzuki, roja, se presentó a la casa de la víctima, en el sector Lavapiés, San Cristóbal, simulando que le llevaba un envío, donde posteriormente le solicitó a la víctima Ysabelita Valdez su cédula de identidad y electoral, y, cuando ésta le dio la espalda, al dirigirse a buscar el documento, le propinó un disparo en la cabeza, con el cual le ocasionó la muerte.

Mejía Arias, quien se desplazaba a bordo de un carro marca Mazda, modelo Demio, color plateado, propiedad de su esposa, se encargó de identificar a la víctima, indicarle a Luciano Montilla donde estaba ubicada la vivienda de la misma y de verificar que fuera realizada la ejecución.

Al cometer el hecho, Luciano Montilla fue captado por las cámaras de seguridad del sector, así como también ambos fueron captados al reunirse previo al asesinato y tras la materialización del hecho.

Al momento de la comisión de los hechos, De León se encontraba en los Estados Unidos, siendo arrestada en Colombia, donde llegó al aeropuerto en un vuelo comercial, por lo que, en virtud del acuerdo de extradición suscrito entre la República Dominicana y el país sudamericano, fue extraditada a suelo dominicano el 24 de octubre del año 2022.