La jueza Patricia Padilla varió la medida de coerción al exministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, consistente en arresto domiciliario, por libertad condicional, una garantía económica de RD$20 millones e impedimento de salida.