El Hospital Regional y académico Juan Pablo Pina se encuentra en el «ojo de la tormenta» tras haber diagnosticado erróneamente una ACV al interno de la cárcel de Najayo involucrado en el caso Anti Pulpo Francisco Pagán,resultados que fueron descartados en otros centros de salud de la ciudad capital.

El interno fue trasladado a Corazones Unidos por un “P/B accidente cerebrovascular isquémico en evolución” diagnosticado en el Hospital Juan Pablo Pina, de San Cristóbal, en donde fue internado el pasado jueves.

Los médicos de Corazones Unidos descartaron el diagnóstico inicial, tras diferentes estudios, “ya que no hay compromiso vascular”, por  lo tanto, procedieron a dar el alta médica.

Pese al diagnóstico negativo de Corazones Unidos, las autoridades penitenciarias quisieron gestionar una tercera opinión, razón por la que llevaron al interno a Cedimat.

El personal médico de Cedimat también determinó que, ante los hallazgos encontrados, el interno de 73 años de edad “no está cursando con una enfermedad cerebrovascular aguda”.

Concluyó que su cuadro clínico, “pudiera tratarse de una manifestación somatomorfa de etiología psicógena, por lo que sería prudente una valoración por un psiquiatra”.