SANTO DOMINGO.- En un video que circula en redes sociales se muestra al teniente coronel de la Policía Nacional Santo Lora Báez, quién se vistió de sacerdote para negociar el rescate de un niño y su madre de las manos de un joven que se había atrincherado en su vivienda, decir que ultimó al agresor de un disparo porque le pidió que le rezara el Salmo 91 de la Santa Biblia y este no se lo sabía.

Narró que le llegó a la cabeza disfrazarse de cura para tratar de convencer a José Antonio Reyes Ulloa (El Gordo) de que saliera y que no le iba a pasar nada.

Dijo que se sabe muchos salmos, pero que ese no se lo sabía, lo que provocó, según él, que Ulloa los apuntara con la pistola y verse en la obligación de actuar.

“El Gordo” fue ultimado el pasado viernes tras mantener como rehén en una residencia a una mujer y su hijo,  lugar donde re refugió después de haber herido de bala a un joven de 17años, en un hecho registrado en el Sector La Cruz, en Cotuí.

De acuerdo a versiones recogidas en el lugar del hecho, El Gordo tomó la decisión de atrincherarse en esa casa tras herir en ambas piernas a un menor de edad, supuestamente por acusarlo de ser responsable de la muerte de Eriberto Santana Evangelista (Cacón), quien fue asesinado y enterrado en una zona montañosa del sector Las Colinas de este municipio.