El Ministerio de Educación (Minerd) informó a través de una nota de prensa que la decisión de nombrar nuevos directores regionales y distritales a través de una orden departamental y no por concurso de oposición obedece “a la situación de pandemia que estamos viviendo”, lo que Montilla consideró no legitima la destitución de estos funcionarios.

“Nosotros hemos seguido haciendo el trabajo normal (durante la pandemia), no estamos ahí para trabajarle a un político, para trabajar a un partido, sino para servir a la sociedad, que fue para lo que nosotros fuimos al concurso”, expuso.

Juliana consideró que el ministro Fulcar pudo haberse reunido con los directores regionales y distritales para exponerle sus directrices, y continuar laborando de forma normal, a pesar de la pandemia y esperar a que culminaran el período por el que fueron contratados.

Indicó que el ministro Fulcar nunca les ha convocado, y que se enteraron de que serían reasignados en otra posición a través de la prensa. Instó al titular de Educación a reunirse con las actuales autoridades regionales de Educación para que compruebe su capacidad de trabajo.

“Y que no se lleve de las presiones, porque los que están abajo pueden hacer muchísimas presiones, pero que revise bien y que vea que nosotros llegamos ahí legalmente, por un concurso de oposición”.

Juliana Montilla destacó que cuando aplicó para el concurso de oposición que se realizó en el 2018 era maestra en un batey, y no tenía ningún “padrino político”, por lo que fue gracias a ese recurso institucional que pudo alcanzar esa posición.

“Es la única manera que tienen las personas pobres como yo, de tener una posición de funcionario, entonces yo le digo al ministro, que viene de abajo también, que entienda que los que venimos de abajo y estudiamos tenemos el derecho”.

“No por pertenecer a un partido, sino por estudiar, para que nosotros podamos dejarle, a las futuras generaciones un legado de que sí se puede en este país acceder a una posición sin tener que mencionarte nadie por un dedo político”, señaló la funcionaria.

Así mismo, Sagrario Desí Ávila, directora de la Regional 12-01 Higüey deploró que en ningún momento las nuevas autoridades del Minerd les consultaran sobre una posible reasignación de sus funciones, y expresó que si se dictamina que debe entregar su puesto así lo asumirá, pero bajo la aclaración de que se le está violentando un derecho adquirido.

La designación de los directores de las 18 Direcciones Regionales de Educación se realizó en marzo del 2018, por el entonces ministro Andrés Navarro, y fueron escogidos de una terna elaborada por una comisión técnica de alto nivel, de un grupo de 149 candidatos postulados a nivel nacional.

Los profesionales docentes fueron designados como directores regionales por un período de cinco años, el cual culmina en marzo del 2023.

Los escogidos fueron evaluados en el proceso competitivo en las áreas como gestión educativa, formación profesional, planificación; elaboración de proyectos y otras áreas relacionadas, un mínimo de 5 años de experiencia, calificación en el más reciente proceso de Evaluación por Desempeño, y una correcta hoja de servicios en el sistema educativo, entre otros requerimientos básicos.

No termina el período

Juliana Montilla, directora de la Regional 05-06 de Consuelo, dijo que no es cierto que los directores hayan culminado el tiempo en funciones para el que fueron contratados, como afirmó el ministro Fulcar el pasado viernes .

“Cuando nosotros fuimos a concurso se nos dijo claramente que íbamos a una posición, el que ganara, por cinco años, y ahora es que tenemos dos años y cinco meses”.