El presidente de la República, Luis Abinader, afirmó la tarde de este lunes que el Gobierno será «bien duro» con la situación que se produjo en La Vigía, en la fronteriza zona de Dajabón, donde policías haitianos penetraron este domingo y agredieron a comerciantes dominicanos y les destruyeron sus mercancías. Luego del hecho, miembros del Ejército dominicano militarizaron la provincia.

«Nosotros vamos a ser bien duros, como lo hemos sido ante cualquier situación como esa y el protocolo de una vez fue (aplicado) por el Ejército y de una vez se replegaron (los soldados) y estamos haciendo también la nota diplomática como debe de ser», dijo al contestar una pregunta de un periodista durante el encuentro LA Semanal con la Prensa, que esta fue efectuado en la provincia San Pedro de Macorís.

Dijo que el Ejército de República Dominicana tiene suficientes miembros para proteger la zona fronteriza, además de equipos blindados, «ante cualquier situación en la frontera, además de tener el muro».

«Quiero decir que hoy el Mirex está haciendo, de todos modos, una nota diplomática de queja«, acotó.

Abinader también tildó de «una provocación» el accionar de los policías haitianos en el territorio dominicano

Destaca no fue en un mercado formal

Selañó que donde ocurrió el incidente no fue un mercado de los oficiales, sino en uno informal. También que en el lugar existen «liderazgos locales y regionales».

«No fue un mercado formal, es un mercado informal aproximadamente a uno o dos kilómetros de Dajabón, de la puerta, ah de 5 a 6 kilómetros de la puerta. O sea, no estamos hablando del mercado, se tomaron los protocolos de lugar y, como ustedes saben, está el muro, el muro tiene dos carreteras de cada lado y alrededor puede tener 10 o 15 metros de este lado», subrayó.