SANTO DOMINGO.- Héctor Rodríguez Pimentel consideró que la ausencia de agua en la cola del río Masacre podría provocar una crisis humanitaria en parte de las provincias Dajabón y Montecristi de no buscarse una solución al desvío que han hecho los haitianos en Juana Méndez.

El ex director del Instituto Dominicano de Recursos Hidráulicos (INDRHI) dijo que con el dique construido por los haitianos el río Masacre se secaría a partir de ese punto afectando cultivos de arroz y otros alimentos así como la Laguna de Saladilla y los manglares de Manzanillo, que son la base de la ganadería, la pesca y el turismo de la zona.

Dicho río nace  en la zona de Loma de Cabrera en la montaña denominada Pico del Gallo, República Dominicana, penetra a Haití y finalmente desemboca en la bahía de Manzanillo. Pertenece a la cuenca hidrográfica del Atlántico

Expresó Rodríguez Pimentel, quien también fue cónsul de República Dominicana en Puerto Príncipe, que una gran parte de los agricultores, ganaderos y pescadores de Dajabón y Pepillo Salcedo, Montecristi, dependen de las aguas de cola del río Masacre, que desemboca en el océano Atlántico.

Al hablar en su comentario habitual por la emisora Z101, vaticinó que en poco tiempo se sentirán los efectos de falta de agua en esa zona, lo que podría devenir en una crisis humanitaria similar a la que actualmente viven los haitianos.

LAMENTA EN HAITÍ NO HAYA GOBIERNO 

Lamentó la no existencia en Haití de un gobierno legalmente instituido para que ambas naciones lleguen a acuerdos razonables sobre esta crisis, por el método civilizado del diálogo.

Rodríguez Pimentel, quien es presidente del Partido Renovador Reformista (PRR), culpó a los organismos internacionales como la OEA y la ONU por el descuido que han acusado en atender la crisis que vive Haití, dejando agudizar la situación hasta un punto casi irreversible.