El pleno de la Cámara de Diputados aprobó ayer miércoles una resolución que llama a la comunidad internacional a atacar de raíz el problema que afecta al pueblo haitiano.

La Cámara de Diputados exhortó ayer a los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Organización de Estados Americanos (OEA), Comunidad del Caribe (Caricom) y la Unión Europea (UE) a colaborar para detener la inestabilidad social en Haití.

Según los diputados, estos entes internacionales deben colaborar frente a la situación que agobia al pueblo haitiano, y “profundizar y atacar de raíz la situación interna en dicho territorio”, establece la resolución.

Agrega que la “gravísima situación” en que se encuentra Haití ha generado desestabilización política y social se ha tornado “insostenible y constituye un riesgo contra la seguridad nacional y regional, hasta el punto de que se perpetró el magnicidio del presidente Jovenel Moïse, han renunciado algunas autoridades y, además, han proliferado grupos organizados de hombres armados en forma de bandas criminales, imponiendo sus designios y la ley del más fuerte…