El cáncer de próstata, uno de los cánceres más comunes en hombres, especialmente en aquellos mayores de 50 años de edad, cada vez tiene una incidencia más alta. Precisamente por ello, el Instituto de Oncología ‘Dr. Heriberto Pieter’ (IOHP) aprovecha que el próximo domingo cuatro de febrero es el Día Mundial Contra el Cáncer para llamar la atención al respecto.

Parta justificar su preocupación, las autoridades del referido centro de salud resaltan que se calcula que sólo en 2020 esta enfermedad afectó a 1,414,259 personas. Esta se origina en las células de la próstata, una glándula del sistema reproductor masculino que produce parte del líquido seminal.

Elsa Luzón, especialista que pertenece al equipo de médicos urólogos del IOHP, es quien ofrece esta información, y asegura que las mutaciones genéticas en las células prostáticas pueden desencadenar un crecimiento descontrolado formando tumores malignos, a la vez enfatiza que, aunque muchos cánceres de próstata son de crecimiento lento, algunos pueden ser agresivos y requieren tratamiento temprano. La incidencia de esta enfermedad varía geográfica y racialmente, siendo más frecuente en hombres afrodescendientes.

Entre los factores de riesgo se encuentran la edad, antecedentes familiares de cáncer de próstata y la raza. De igual manera destaca que algunos de los síntomas pueden incluir dificultad para orinar, flujo débil de la orina, sangre en la orina o en el semen, dolor de espalda, cadera o pelvis. No obstante, en etapas tempranas el cáncer de próstata puede ser asintomático y en este sentido la especialista dice que de aquí parte la importancia de los chequeos médicos regulares.

El tacto rectal, la concentración del antígeno prostático y el ultrasonido transrectal son valiosas herramientas diagnósticas, pero el diagnóstico definitivo sólo se puede realizar con una biopsia, dice la especialista, quien además apunta que históricamente ha existido cierto tabú referente al tacto rectal, ya que la próstata forma parte del órgano íntimo del hombre. Sin embargo, la concienciación y la educación han contribuido a cambiar esta percepción.

“Es crucial desmitificar los chequeos regulares y fomentar la importancia de la detección temprana para mejorar las tasas de supervivencia”, dice la doctora Luzón.

La especialista asegura que las opciones de tratamiento varían según la etapa y la agresividad del cáncer. Las opciones terapéuticas pueden incluir cirugía para extirpar la próstata (prostatectomía), radioterapia, terapia hormonal para reducir los niveles de testosterona y vigilancia activa, donde se monitorea la progresión del cáncer sin intervención inmediata.

¿CÓMO REDUCIR LOS FACTORES DE RIESGO?

Hay factores de riesgo que no se pueden modificar como los mencionados anteriormente en el presente artículo, pero si hay factores de riesgo considerados modificables ya que son aquellos que hacen alusión a hábitos de vida saludable. Mantener una dieta equilibrada con abundantes frutas y verduras, hacer ejercicios regularmente, limitar la ingesta de grasas saturadas, evitar el tabaco y el exceso de alcohol son algunas de las recomendaciones de la doctora Luzón.

El Registro Hospitalario de Tumores del Instituto de Oncología ‘Dr. Heriberto Pieter’ revela que en el año 2022 se han diagnosticado 392 nuevos casos de cáncer de próstata, lo que representa el 27 % de todos los tipos de cáncer diagnosticados en ese período.

Día Mundial Contra el Cáncer

El cuatro de febrero se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer con el objetivo de concienciar sobre esta enfermedad y motivar a la sociedad para avanzar en su prevención y control. En esta oportunidad el lema de la campaña es “Por unos cuidados más justos” y promueve la equidad en la atención en salud.