Al menos cinco países han confirmado hasta ahora su participación en la futura misión liderada por Kenia y respaldada por la ONU para reforzar la seguridad en Haití ante la escalada de violencia, afirmó este jueves el portavoz del jefe del organismo.

Naciones Unidas recibió avisos de Bahamas, Bangladés, Barbados, Benin y Chad con el «compromiso de proveer fuerzas de seguridad a la misión de apoyo», reveló Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU.

Benín se comprometió con «al menos 1,500 uniformados», añadió.

Haití es el país más pobre de la región, asolado por una grave crisis política, humanitaria y por la violencia de pandillas que controlan porciones enteras de su territorio.

En octubre pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU dispuso el envío a Haití de una misión multinacional encabezada por Kenia, pero su aplicación efectiva se demora, principalmente debido a una decisión judicial de Nairobi.

El año pasado se contabilizaron casi 5,000 homicidios en Haití, más del doble que en 2022, según un informe de la ONU del mes pasado.