Diversos sectores como comerciantes, importadores ferreteros, textiles e industriales dominicanos han manifestado que los comercios propiedad de chinos, en el país, han estado incurriendo en la competencia desleal, cuyas prácticas comerciales violan normas legales y éticas, obteniendo ventajas injustas con los demás competidores.

El equipo de N Digital analizó la situación visitando comercios chinos, conversando con representantes de esa comunidad en el país para saber cómo responden a esta realidad.

Además, solicitó entrevistas a las instituciones responsables de la fiscalización, quienes, sorpresivamente realizaron diversos operativos durante esta semana clausurando algunos establecimientos.

Diversificación de los comercios

De acuerdo con datos de la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC), hace unos años, los negocios chinos estaban en zonas específicas como la avenida Duarte y el Barrio Chino, y se limitaban principalmente a ser pica pollos y centros de uñas, sin embargo, en la actualidad se han diversificado en numerosos sectores hasta llegar a más de mil establecimientos, expandidos por todo el país, incluyendo puntos céntricos de la ciudad.

Estos abarcan desde farmacias y tiendas de ropa hasta plazas que ofrecen cosméticos, accesorios para celulares, termos, decoraciones, lámparas y artículos ferreteros y de decoración.

Según el presidente de la FDCIván García, las edificaciones utilizadas para los comercios chinos, se construyen y quedan al dueño de la tierra, ya que estos no compran porque saben que en algún momento, cuando los presionen, se tendrán que ir.

Comerciantes dominicanos

Para los comerciantes, importadores ferreteros, textiles e industriales dominicanos, este auge le ha puesto ”la china agria”; estos aseguran que apoyan la inversión extranjera, siempre que sea en igualdad de condiciones.

”Primero, no emiten facturas con comprobante fiscal, segundo, sus empleados en su gran mayoría son extranjeros y los dominicanos que ellos emplean normalmente los cancelan antes de que cumplan el período de prueba de tres meses”, señaló el presidente de la FDC, Iván García.

En tanto que, el presidente de la Asociación Dominicana de Importadores Ferreteros  (Adoimfe), Rafael Bueno, dijo que una gran mayoría tienen contratados a empleados haitianos y chinos y, sin lugar a duda, eso no está regulado por lo que se evitan pagar con ellos TSS, Infotep, AFP y otras normas que están establecidas en la ley.

Esto, fue confirmado por el Ministerio de Trabajo, que aseguró que realizan inspecciones de manera constante.

”Ciertamente se levantan actas de infracción por distintas violaciones violación a salario, violación a jornada, violación al cumplimiento del 80 20, que es el mandato del Código de Trabajo”, indicó Andrés Valentín Herrera, director de Trabajo del Ministerio de Trabajo.

También añadió que a esas violaciones, cuando son encontradas, se les da un tiempo para que corrijan y si no corrigen, entonces se levanta acta de infracción.

Representación de la comunidad china

Los representantes de la comunidad china en el país niegan estas violaciones al Código del Trabajo y aseguraron que las personas contratadas tienen documentos.

Rosa Báez, exrepresentante de la Oficina de Desarrollo Comercial de República Dominicana en China, sostuvo que en el caso de los haitianos, deben saber que son legales, teniendo sus documentos legales y además, les pagan igual de acuerdo a lo que demanda el mercado.

Prácticas abusivas

Además de las violaciones, hay otras prácticas abusivas que ponen en peligro la vida de los trabajadores.

Tal es el caso de la empresa china Kingston Aluminum, en Guerra, cerrada en mayo de 2022 por el Ministerio de Trabajo, por tales motivos.

Entre las prácticas antes mencionadas, se pueden citar jornadas por encima de las 8 horas que establece el Código de Trabajo, cuestiones violatorias al Reglamento de Higiene y Salud en el Trabajo, aseguró Valentín Herrera, director de Trabajo del Ministerio de Trabajo.

”Ante la denuncia y la verificación, digamos, del incumplimiento de esas normas, el Ministerio cerró la empresa, por lo que ellos entendieron y han mermado”, añadió.

Precios competitivos

Para la comunidad china, sus comercios tienen gran éxito debido a que ofrecen mejores precios, pero para el director ejecutivo de la Asociación Dominicana de la Industria Textil (Aditex), Rommel Santos, al evaluar el costo de la materia prima versus lo que ven como un precio final de un producto terminado, los números no les dan.

”Pudiéramos competir con esos precios si nosotros fuéramos tan desleales como ellos, o sea, sus precios competitivos vienen dados porque están haciendo evasiones fiscales, están brindando condiciones paupérrimas a sus empleados y porque no declaran adecuadamente los valores de mercancía”, destacó Santos.

Algunos comerciantes locales indicaron que manejan la información de que preparan facturas falsas del costo de los productos desde las empresas en China.

También señalaron que gran parte de los chinos solo aceptan pagos en efectivo y en los que toman tarjetas solo lo hacen a partir de determinados montos. Dato que se afirma en reseñas de Google, por clientes de la tienda ”Tina Mall”, en la avenida Jacobo Majluta, la cual vende ropa interior, rodilleras, cuellos ortopédicos, coches para bebés, freidoras de aire, lámparas y muebles.

El consultor fiscal, Joseph Abreu, afirmó que en el caso del fraccionamiento de ingresos, cuando la empresa recibe fondos y cobros en cuentas de terceros, esto puede ser un indicio de evasión de impuestos o de evasión de ingresos.

Ante las quejas de los comerciantes dominicanos, el 8 de noviembre del 2022, el Gobierno creó una Mesa para el Control de la Competencia Desleal Fiscal integrada por los Ministerios de Hacienda, Industria y Comercio, la DGII, Aduanas, la Superintendencia de Bancos, la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Aditex y la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC).