Residentes en el barrio La Paz de Navarrete, en la provincia Santiago, denunciaron que personal de la Dirección General de Migración (DGM) «saquearon» las viviendas de varios ciudadanos haitianos mientras realizaban un operativo en ese lugar.

Según dicen, los agentes de la DGM sustrajeron dinero en efectivo, teléfonos celulares y otros objetos de valor que tenían en sus casas los inmigrantes.

«Aquí entraron en la madrugada y me sacaron el dinero que tenía en la alcancía«, señaló Evenila Meaet mientras mostraba el pasado viernes el recipiente roto.

Indicó que hace dos semanas se fracturó un brazo y sufrió laceraciones, cuando los miembros de la entidad de control migratorio la tumbaron de la motocicleta en que se desplazaba como pasajera.

Señaló que los agentes se retiraron del lugar dejándola abandonada cuando notaron que resultó herida.

Wilbert Souvenir, otro ciudadano haitiano, dijo estar de acuerdo con que un país establezca las políticas migratorias que entiendan, «pero no con el robo que tiene esa gente».

Dominicanos residentes en esa barriada se sumaron a la denuncia de los extranjeros.

Samuel Tejada se quejó debido a que las autoridades cuando intervienen el lugar «solo les quitan el dinero y los artículos que tienen algún valor a los haitianos, sin apresar a ninguno de ellos».

Pide al presidente Luis Abinader intervenir ante los «atropellos» que, según dice, cometen en la provincia Santiago los agentes de la entidad.

DGM investigará

La Dirección General de Migración dijo a Diario Libre que investigará las denuncias de ciudadanos sobre alegadas extorciones a extranjeros para dejarlos libres en los operativos de interdicción.

Venancio Alcántara, director general de la entidad, reiteró que esas no son las instrucciones que se le dan a inspectores y agentes de la DGM.