El Instituto Nacional de Transporte Terrestre (Intrant) deberá pagar a Transcore Latam SRL todas las facturas pendientes de pago, de acuerdo al contrato firmado entre las partes y que recientemente fue anulado por la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP).

Así lo establecen los términos del contrato número  DJ-CSB-009-2023, suscrito entre el Intrant y la razón social Transcore Latam, S.R.L., por un monto de RD$1,317,350,997 para la «Contratación del Servicio de Modernización, Ampliación y Gestión del Sistema Integral del Centro de Control de Tráfico y la Red Semafórico del Gran Santo Domingo».

«Las partes acuerdan que, sin importar las razones que origen la terminación, nulidad, resolución o rescisión del presente contrato, la entidad contratante deberá saldar todas las facturas pendientes de pago».

A la fecha, el Intrant ha informado de pagos a Transcore Latam por RD$263 millones, equivalentes al anticipo de 20 % de los RD$1,317 millones que costaba el proyecto, los que serían pagaderos al momento de la suscripción y registro del contrato, según quedó estipulado.

Sin embargo, tanto la empresa, en voz de su gerente general, Pedro Vinicio Padovani Báez, como el suspendido director del Intran, Hugo Beras, han dicho que el proyecto se había avanzado en más de un 65 %, cuando en octubre pasado fue suspendido provisionalmente por Contrataciones Públicas.

Beras, actualmente en licencia del cargo debido a la investigación que se abrió en torno a la licitación, dijo públicamente que la obra estaba para inaugurar el 26 de noviembre.

Ese nivel de ejecución supone que la empresa debió generar gastos por encima del anticipo otorgado, aunque se desconoce si llegó a presentar cubicaciones.

Según lo firmado, luego del pago del anticipo, el Intrant debía pagar a Transcore Latam un 30 % cubicable por cada entrega de los equipos de comunicación, los que detalla como equipos instalados y energizados; prueba de ancho de banda en la intercepción, con la entrega de los planos e integración del sistema de comunicación con el centro de control de tráfico del Intrant.

Luego se procedería a pagar un 40 % cubicable de forma proporcional, en función de la cantidad de equipos recibidos y comprobados por los técnicos de la institución.  El restante 10% o se reservó para la recepción total de la implementación del proyecto.

En la última de las resoluciones emitidas por la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) sobre las irregularidades cometidas en el proceso de licitación de los semáforos, se anula el pliego de condiciones y, por consiguiente, «el procedimiento de Licitación Pública Nacional Núm. INTRANT-CCC-LPN-2023-0001″, por violaciones a varios de los principios que rigen la compras en el país.

La resolución marcada como RIC-168-2023, señala que «al declarar la nulidad del pliego de condiciones, también dicha consecuencia jurídica afecta el procedimiento de contratación, en virtud de las violaciones graves identificadas en el pliego de condiciones».