Jerusalén.- La ofensiva militar israelí provocó al menos 122 muertos y 256 muertos en Gaza en las últimas 24 horas, informó este sábado el Ministerio de Sanidad de la Franja palestina.

“La ocupación israelí comete 12 masacres contra familias en la Franja” en las últimas 24 horas, denunció en un comunicado el ministerio, controlado por el grupo islamista Hamás.

Estas nuevas víctimas elevan a al menos 22.722 los muertos y 58.166 los heridos desde que el inicio de la ofensiva israelí, según el comunicado.

Aunque pueden ser muchos más, pues se teme que cerca de 8.000 personas pueden estar entre los escombros de edificios bombardeados.

El ministerio informó de que en su “esfuerzo por enumerar todos los nombres de los mártires y desaparecidos” que no ha podido registrar debido a “la brutal agresión” de Israel habilitó un enlace en internet para que los familiares puedan incluirlos.

Además de haber abierto otro enlace para reclutar personal que refuerce el sistema sanitario, muy dañado por ataques del Ejército israelí. Israel acusa repetidamente a Hamás de utilizar instalaciones civiles como los hospitales para esconderse, guardar armamento y atacar a sus tropas.

El Ejército israelí aseguró este viernes haber encontrado junto a un centro médico de la ciudad de Gaza un almacén de armas del cuerpo de élite de Hamás, Nukhba, con docenas de fusiles, bazucas y munición que fueron destruidos.

El armamento estaba oculto en bolsas con el nombre de UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, en un edificio colindante a una clínica desde el que habían recibido disparos las tropas israelíes, según un comunicado castrense.

También en el norte de la Franja, en zonas como Beit Lahia atacó con drones a supuestos miembros de Hamás que utilizaban artefactos aéreos no tripulados para atacar a tropas israelíes.

Las fuerzas israelíes afirmaron haber destruido otro almacén con numerosos fusiles, bazucas, equipos para detonar en remoto explosivos y unos cien cartuchos en Jan Yunis, en el sur del enclave palestino. Además de abatir a “numerosos” supuestos miembros del grupo islamista y destruir accesos a túneles de Hamás, añadió el comunicado.

Por su parte, el brazo armado de Hamás, la Brigadas al Qasam, informaron de ataques con explosivos contra vehículos militares israelíes y de combates cuerpo a cuerpo contra fuerzas de artillería de Israel a las que emboscaron en Jan Yunis.

Israel declaró la guerra a Hamás el 7 pasado de octubre, tras un masivo ataque del grupo islamista que incluyó el lanzamiento de cohetes y la infiltración simultánea de miles de milicianos que masacraron a unas 1.200 personas y secuestraron a otras 250 en poblaciones cercanas a Gaza.

Desde entonces, el Ejército de Israel ha lanzado una fuerte ofensiva por aire, tierra y de Marzo en el enclave palestino, donde además del enorme número de muertos y heridos la mayor parte de la población, cerca de dos millones de gazatíes, se ha tenido que desplazar hacia el sur de Gaza en medio de una grave crisis humanitaria.