La co-cordinadora de campaña del Partido Revolucionario Dominicano (PRM) y senadora por el Distrito Nacional, Raride Raful, rechazó que el gobierno compre dirigentes de partidos de oposición, pero reconoció que hay oportunismo y transfuguismo en algunos casos.

Raful entiende que hay quienes llegan al PRM convencidos de que el presidente y candidato Luis Abinader encabeza un cambio real y otros lo hacen porque se acostumbraron a estar en el poder.

“Yo creo que hay de todo, creo que hay gente que quiere montarse en el cambio, que ven una oportunidad para ocupar un espacio, que se acostumbró a estar en el poder y entiende que a través de filtrarse o pasarse al partido de gobierno puede abrírsele ese espacio, hay quienes están convencidos que Luis ha encabezado un cambio real y ha servido para cambiar la forma de hacer política”, explicó al ser entrevistada por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que se difunde por Telesistema canal 11 y TV Quisqueya para los Estados Unidos.

Dijo que los primeros sorprendidos son la dirigencia del PRM cuando dirigentes de la oposición se le acercan para decirle que quieren formar parte de la organización oficialista, e incluso, en esa etapa, a muchos le han dicho que hay que aguantar un poco, debido que no quieren enviar una señal en ese sentido y, por lo tanto, están trabajando de manera limpia.

“Yo creo que los partidos políticos fortalecen el sistema democrático y son piedra angular para fortalecer ese sistema que tiene que funcionar sobre los esquemas y postulados de la democracia en sí misma”, aclaró.

Aseguró que el PRM no está enfocado en captar dirigentes de la oposición, pero sí en crecer, y por supuesto, llegarán fuerzas nuevas, la juventud, mujeres, para fortalecer ese proyecto que encabeza Luis Abinader que es esa transición de la institucionalidad, que se debilitó en la gestión pasada después de 16 años que el Partido de la Liberación Dominicana tuvo en el poder.

Buscan la relección con un 65%

Faride agregó que el propósito es que el primer mandatario cuente con una legitimidad apropiada de cara a un próximo cuatrienio donde deberá impulsar una serie de reformas estructurales que están pendientes, y se deberán comenzar a socializar desde el próximo mes de agosto.

Recordó que los dirigentes son los principales actores porque son quienes movilizan y buscan los votos, y protegen el sufragio en las mesas electorales el día de las elecciones, lo que implican que tienen un rol muy importante.