Este jueves la crisis por la que está pasando Haití se agravó debido a que cinco embajadas informaron del cierre y paro de sus servicios hasta nuevo aviso y la Asociación de Bancos en Haití anunció que cerraron sus puertas.

Francia, España, México, República Dominicana y Canadá hicieron un alto en sus servicios consulares en suelo haitiano debido a las manifestaciones y los constantes actos de violencia que han cobrado la vida de varias personas en los últimos días.

Tras estos eventos, la embajada de la República Dominicana informó ayer sobre el cierre, hasta nuevo aviso, de sus oficinas y consulados por “motivo del deterioro de la situación de la seguridad de la República de Haití”.

Embajadas cerraron su servicios hasta nuevo aviso en suelo haitiano.

Por instrucciones del presidente Luis Abinader, se procedió a la evacuación inmediata de todo el personal civil de servicio en la embajada y distintos consulados dominicanos en Haití.

La medida se ejecutó luego del cierre de las instalaciones diplomáticas y consulares y el personal evacuado fue devuelto a territorio dominicano, según informaron las autoridades de gobierno. “La embajada y los consulados volverán a operar cuando cese la violencia en Haití y esté garantizada la seguridad de nuestro personal diplomático. El Gobierno dominicano garantiza a la población dominicana que la frontera está asegurada”, fue parte del comunicado enviado por el poder gubernamental.

El cierre de los servicios públicos de las cinco embajadas comenzó este pasado jueves 15 de septiembre, pero hasta el momento no se ha informado hasta cuando sería el cierre y la fecha en la que estarían retomando las labores en las sedes de sus oficinas en Haití.

De igual forma, las embajadas dejaron a disposición de sus ciudadanos que se encuentren en Haití, líneas telefónicas y direcciones de correos electrónicos para ser utilizados “en caso de emergencia”.

A este alto de sus servicios se sumó la Asociación Profesional de Bancos de Haití que ayer decidió cerrar sus puertas en todo el país debido a los ataques a varias de sus sucursales y a la situación de inseguridad y las protestas que se están desarrollando en ese país.

Varios medios haitianos reportaron el saqueo de bancos y comercios en Puerto Príncipe, la capital, luego del aumento de los precios de la gasolina por parte del gobierno, lo que desencadenó fuertes protestas en diversos sectores del país.

No debe sorprender

De su lado, el exviceministro de Cooperación Internacional del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Inocencio García Javier, aseguró que la crisis de Haití ocurre desde hace mucho tiempo, pero que recientemente se ha agudizado más tras el magnicidio de Jovenel Moïse el 7 de julio del pasado año del 2021.

“No debe sorprender esto del cierre de las misiones diplomáticas. Ante el grado de inestabilidad y desorden social, secuestros personas asesinadas las misiones diplomáticas han tenido que cerrar o disminuir a su más mínima expresión sus actividades diplomáticas en Haití”, destacó García Javier.

Aseguró que en Haití hay grandes problemas de pandillas que se enfrentan a las autoridades policiales y militares lo que conlleva a que cientos de personas inocentes mueran. “En Haití hay una crisis total de gobernabilidad de la nación”, lo que impide que haya un control absoluto por las autoridades, dijo.

Expandir imagen

Infografía

Luego del alza de los combustibles, las protestas en Haití se han incrementado. (AP)

Indicó que las autoridades de gobierno deben hacer un mejor reforzamiento de las fronteras del territorio nacional y disponer la mayor cantidad de personal militar debido a la situación por la que atraviesa Haití.

Mientras que el abogado Juan Miguel Castillo Pantaleón, expuso que en Haití existe una situación de anarquía y caos por el nivel de violencia y descontrol que existe entre las autoridades y las bandas.

Sobre el cierre de los bancos y las embajadas el jurista explicó que esto se hace con el fin de evitar males mayores por la falta de control de las autoridades y que si estos centros seguían funcionando podían ser víctimas de vandalismos y pillaje, por lo cual la actuación de los gobiernos fue lo ideal al retirar sus legaciones.

«Nadie gobierna las calles en una situación así. En Haití hay una falta de control de la población y no hay autoridades efectivas. La crisis política que se fue agudizando ha tocado fondo», dijo el jurista.

Acertado evacuar embajada

El coordinador de la Mesa Nacional para las Migraciones y Refugiados (Menamird), William Charpentier, consideró que ante la agudización de la crisis en Haití y el aumento de las protestas Gobierno dominicano hizo bien al cerrar su cuerpo diplomático y consular y que el personal que trabaja allá pueda venir a la República Dominicana.

“Entendemos que la situación está cada día más difícil, en cualquier momento puede haber una revuelta social en Haití. Lamentamos esta situación y que la comunidad internacional no vaya en auxilio una vez más para intervenir en Haití”, dijo Charpentier, quien valoró como positivo que el presidente Luis Abinader llamara a la atención de la comunidad internacional, una vez más, en el marco de la Asamblea general de la OEA, el problema haitiano.

«El gobierno dominicano hace bien, primero en solicitar a la comunidad internacional que urgentemente acuda a la situación de Haití, pero también tomar medidas de prevención con el Cuerpo Diplomático y consular que se encuentra en Haití»William Charpentiercoordinador de la Mesa Nacional para las Migraciones y Refugiados (Menamird)

 

Organismos de RD alerta ante disturbios

Jesús Vásquez Martínez, ministro de Interior y Policía, declaró que los organismos de seguridad del Estado dominicano están en alerta ante el recrudecimiento de los disturbios en Haití.

El ministro pidió a la población estar tranquila tras garantizar que la frontera está salvaguardada con los soldados del Ministerio de Defensa, así como con los agentes de la Policía Nacional.

Dijo que permanentemente le están dando seguimiento al tema haitiano con las gobernadoras y los alcaldes de las localidades fronterizas, para estar al tanto de todo lo que está pasando en el vecino país.

Vásquez reiteró que Haití es la principal amenaza de la República Dominicana y justificó su planteamiento al indicar que los ciudadanos de ese país tienen una alta incidencia en los hechos delictivos que ocurren aquí.

Anunció que en los próximos días el Gobierno dominicano tomará medidas importantes para tener mayor control de los ciudadanos extranjeros que viven en el país.