Una gran cantidad de haitianos, del poblado de Anse-a-pitre, se aglomeró este viernes a la puerta fronteriza de Pedernales, con la intención de cruzar a comprar mercancías y productos agrícolas, pero fueron impedidos por las autoridades de su país.

La puerta fronteriza de Haití sigue cerrada, pero a los extranjeros les llegó una información de que sería reabierta, por lo que llegaron en masa a esa zona. Alguno pudieron entrar a territorio dominicano por otro lado, pero los soldados del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront), les impedía avanzar a Pedernales.

Desde el jueves, varias patanas cargadas de harina y productos manufacturados llegan a este punto fronterizo, que según comerciantes haitianos estaban retrasados en Santo Domingo y que serán transportaron al vecino país.

Además, se puso visualizar haitianos que llegaron con bultos de ropas y otras mercancías, así como productos comprados en el mercando municipal de Pedernales, se mantenían a frente del destacamento del Cesfront en la división con este lado con la finalidad de cruzar al poblado haitiano de Anse-á-pitre, donde el negocio es la forma de sobre vivencia de los extranjeros.

Todo hasta este momento se manejaba con mucha disciplina entre soldados del Cesfront, ejército y de inteligencia al mando de sus superiores, que permanecían en los alrededores de la división con este lado fronterizo como medida de seguridad.