Los jueces de la Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional acogieron de manera parcial la solicitud de variación medida de coerción impuesta contra el exprocurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, principal imputado en el caso judicial Medusa.

Los jueces Luis Jiménez, Rosalba Garib y Delio Germán, le concedieron un permiso a Rodríguez para que se pueda trasladar a sus oficinas a desempeñar labores como abogado los días miércoles y jueves de cada semana en horario de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y luego sea escoltado con personal del Ministerio Público a su residencia.

El magistrado Luis Jiménez, presidente de la sala, explicó que la autorización se ampara en que el derecho a trabajo está contemplado en la constitución y le permitirá el sustento a Rodríguez de él y su familia.

Jiménez aclaró que la medida de coerción se mantiene en los demás literales, que son colación de grilletes, prisión domiciliaria y el pago de una garantía económica de 50 millones de pesos, bajo modalidad de contrato, e impedimento de salida del país.

De su lado el Ministerio Público, se mostró con desacuerdo por la medida, defendiendo que las condiciones deben ser igualitarias para todos los ciudadanos bajo prisión o se les siga algún caso como el de Rodríguez.

PETICIÓN

La defensa técnica de este solicitó que le sea variada la prisión domiciliaria por la libertad de tránsito en el territorio nacional, con la condición de presentarse ante la corte de manera semanal, quincenal o mensual, según considerarán.

Respecto al grillete o brazalete electrónico, este le fuera sustituido y le sea retenido el pasaporte expedido por la Dirección General de Pasaporte, a fin de evitar la fuga del acusado o en su defecto, que no le fuera emitido un segundo documento, en caso de que Rodríguez alegara pérdida o extravío.

En caso de que esas peticiones no fueran aceptadas, en el documento depositado por los abogados figura en última instancia que a Rodríguez se le permitiera dos días seleccionados por la corte, para que “experimente un desplazamiento único y exclusivo” desde su residencia hasta sus oficinas, para que ejerza labores como abogado “para lograr el sustento económico de su larga familia”, se lee en el documento.