El candidato presidencial Ricardo Lombana reconoció este domingo el triunfo en los comicios electorales de Panamá de José Raúl Mulino, el delfín del inhabilitado expresidente Ricardo Martinelli, pero a su vez envió la advertencia de que si hace las cosas bien tendrá «la mano extendida» y si las hace mal «encontrará al pueblo en las calles».

«Sepa, señor presidente electo, que si usted hace las cosas bien encontrará en nosotros la mano extendida… pero sepa usted, también, que si vuelve a hacer lo que durante años nos tienen acostumbrados, se aleja de la voluntad popular, si usted se atreve a renegociar el contrato minero (con la canadiense First Quantum Minerals), si usted se atreve a privatizar la educación o si usted se atreve a utilizar métodos autoritarios para reprimir al pueblo… encontrará al pueblo en las calles», señaló Lombana en su intervención ante sus seguidores.

Lombana agradeció a todos quienes lo apoyaron en este camino y de paso manifestó que «somos la segunda fuerza política del país, convirtiéndonos de una candidatura independiente en un movimiento y ese movimiento en la fuerza que representará a la oposición panameña».

En el segundo lugar se sitúa Lombana, el aspirante antisistema del nobel Movimiento Otro Camino (Moca), con el 25,02 % de los votos, y en el tercer lugar el expresidente Martín Torrijos (2004-2009), abanderado del minoritario Partido Popular (PP), con el 16,01 %.

Lombana dio la sorpresa como aspirante independiente al lograr un inesperado tercer lugar en las elecciones de 2019, ganadas por actual presidente del país, Laurentino Cortizo, con el Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Más de tres millones de electores fueron convocados a las urnas para elegir, de entre 885 candidatos, a un presidente y un vicepresidente, 71 diputados a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), 20 al Parlamento Centroamericano, 81 alcaldes, 701 representantes de corregimiento y 11 concejales, todos con sus suplentes, para el período 2024-2029.