SANTO DOMINGO.- En la inmediaciones de los centros de votación en las pasadas elecciones municipales se pudo observar «abundante» proselitismo político, sostiene un informe la Misión Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Destaca que observadores de la OEA constataron compra de votos por parte de fuerzas políticas y, en algunos recintos, situaciones que rozaron el asedio a los votantes. «En algunos casos intervino la Policía Militar Electoral», agrega.

La Misión reitera de manera enfática la necesidad de combatir la «perniciosa» práctica de compra de votos.

«Este fenómeno no solo constituye un delito, sino que socava el libre ejercicio del sufragio y mina la confianza de los votantes en todo el sistema electoral», destaca.

La Misión insiste en la importancia de que se adopten medidas contundentes para erradicarla.

Al concluir el proceso de votación a las 5:00 de la tarde del domingo 18 de febrero, conforme a lo programado, la Misión pudo presenciar un procedimiento de conteo lento, en su mayoría producto de la complejidad de la propia elección.

En su documento reportan que en algunos colegios observados no se transmitió primero el acta de la elección uninominal, como había previsto la autoridad electoral, sino que el escrutinio inició por las candidaturas plurinominales, o se aguardó a realizar el escrutinio en su totalidad antes del envío de los datos.

Asimismo, la Misión rechaza «categóricamente» estos episodios y exhorta a que se realicen las investigaciones necesarias para esclarecer los hechos. La violencia no cabe en la democracia.